Muslitos de pollo al jerez

Muslitos de pollo al jerez

Ingredientes:

  • 6 muslitos de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 vaso pequeño de jerez
  • 1 bandeja/ lata de champiñones
  • Sal, Aceite de oliva y agua
¿Cuántas veces has pensado que no sabes cómo hacer los muslitos de pollo que no sean asados en el horno, fritos o en un arroz? Pues ésta receta es muy sana, casi sin grasa y aunque lleve jerez, la pueden comer hasta los niños. Seguro que te gusta.


Para empezar....¡Si! preparamos los ingredientes. Si ya conoces este blog, sabrás que es lo que siempre digo. En la cocina hay que ser organizado, priorizar y tener una visión clara de todo lo que se va a utilizar en una receta.

Cuando los tengas todo listo, lava bien los muslitos de pollo. Elimina los restos de plumas que tengan. Ahora pica el ajo y la cebolla en juliana o trocitos pequeños. Los champiñones, si son en crudo y de bandeja, hay que lavarlos muy bien. Para limpiarlos, tienes que cortar la parte de abajo o volva: la que lleva la tierra. Pero no te pases cortando porque el tronco o pie también se come. Retira esa parte y lávalos. Ahora para quitar lael pie de lo que es el sombrero no lo cortes. Si retuerces un poquito con firmeza pero con cuidado, sale. Lávalo todo. Si no, puedes utilizar latas de champiñones enteros. Los lavas igualemnte para eliminar el líquido de la conserva y están igualmente ricos.

En una cazuela, pon aceite que cubra el fondo. Ahora añade el ajo y la cebolla. Sofríe lentamente. Echa los muslitos a sofreír. Ve dándoles vueltas para que se doren por todas partes. Cuando veas que están dorados, añade el jerez. Yo uso Pedro Ximenez, pero sirve cualquiera.

El olor que desprende es increíble. Deja que el alcohol se consuma. Esto ocurrirá pasado 1 minuto o así. Remueve bien. Ahora añade el agua. Empieza con 1 vaso y luego iremos viendo si se reduce mucho y el pollo aún no está cocido. Hasta ahora no hemos echado sal. Prueba la salsa y sala a tu gusto. 

Pasados 10 minutos de cocción, mira bien que no te quedes sin salsa. Y si tienes que ajustarla, ve echando de medio en medio vaso. Nunca 1 entero a la vez, salvo la primera vez. Añade los champiñones enteros. Si son en crudo, verás que sueltan mucha agua al cocer así que aquí cuidado con el agua que hayas echado previamente. Si son de lata, sueltan algo pero no tanto. Deja cocer otros 10 minutos. Vuelve a probar de sal y ¡listo!.

Truco: Puedes usar cualquier parte del pollo (excepto pechuga) y también lo puedes congelar.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario