Patatas guisadas con setas

PATATAS GUISADAS CON SETAS

Ingredientes:
  • 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • ½ k de setas
  • Agua
  • Aceite
  • Sal
  • Pimentón dulce
Me encanta este plato y casi se hace solo. En otoño, la época de setas, mi madre adoraba ir a buscarlas. Siempre intentaba convencernos para que la lleváramos a cogerlas. Sólo ella sabía elegirlas, nosotros no, y siempre, antes de cocinarlas, se las llevaba a mi tío Ángel, experto en setas por si alguna no era válida.

Yo no podría ir a buscar setas ahora porque no sé hacerlo, pero hay un montón de setas en los supermercados. Te sirven las de las bandejas de los mercados, o unas que tienen congeladas en muchos hipermercados que están buenísimas.

Prepara los ingredientes. Pela  y trocea las patatas y la cebolla. En una cazuela cubre el fondo con aceite de oliva y echa la cebolla picada. Si no te gusta picada, la puedes dejar entera. Después echa el ajo entero, el laurel, las patatas y las setas. Sofríe todo junto durante un par de minutos.
Ahora añade  la cucharadita de pimentón dulce (si es pimentón de la Vera, mejor) y remueve rápidamente. No dejes que el pimentón se queme o te amargará y estropeará el plato.
Cubre todo con agua. No eches demasiada si no quieres que te queden muy caldosas. Echa una cucharada sopera de sal y deja cocer durante una media hora o hasta que veas que las patatas están hechas. ¡Están deliciosas!
 Truco de mamá: Para partir las patatas, no hagas tacos, “arranca” los trozos. Verás qué diferencia.


Pastel de cabracho. Receta de mi hermana

PASTEL DE CABRACHO

Ingredientes: 

  • 1 cabracho de 1,5kg. aprox.
  • 6 huevos
  • 400gr. de tomate frito
  • 600gr. nata líquida
  • Sal y pimienta
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Agua

Mi hermana tiene un montón de recetas muy ricas. Para mí, ella es muy especial, y estamos muy unidas. En realidad, ese fue el mayor logro de mis padres: mantenernos unidos siempre. 

Me ha costado lo mío conseguir que mi hermana me pase algunas de sus recetas, ya se sabe que los secretos de cocina....pero lo voy consiguiendo....

El cabracho es un pescado que tiene muchísimas espinas. La verdad, nunca lo he probado de otra forma que no sea en pastel, así que si alguien se anima...que me pase alguna.  Esta receta es muy fácil y el pastel de cabracho está buenísimo. Se lo comen hasta los niños. 

Para empezar, como siempre....preparamos los ingredientes. 

Lo primero que hay que hacer es cocer el cabracho. Para hacerlo, pon agua a cocer con la cebolla pelada y la hoja de laurel. Déjalo cociendo unos 10 minutos. Pasado este tiempo, déjalo enfriar. Desmenuza todo el pescado eliminando todas las espinas. Hazlo con cuidado, porque tiene muchas, e intenta que no te quede ninguna. 

Si tienes un robot de cocina, sería bueno para mezclar los ingredientes, pero si no, hazlo a mano. 
Pon el horno a precalentar, a 250º (arriba y abajo). 

Bate los huevos, añade la nata y el tomate frito. Añade sal al gusto y el cabracho desmenuzado. Si usas robot, no tritures el pescado. 

Ahora toca hornearlo. Puedes usar un molde desechable de los de aluminio, o bien un molde rectangular que tengas, pero tendrás que forrarlo igualmente con papel de aluminio. Cuando lo tengas, echa toda la mezcla.  Se hornea al baño maría, así que tendrás que usar una fuente con agua en la que te quepa el molde. Introduce todo en el horno. Pasados 5 minutos desde que lo has metido, sácalo, cubre la parte de arriba con papel de aluminio para que no se tueste demasiado esa parte y déjalo entre 1h 30min -2h. en el horno. 

Tendrás que ir revisando de vez en cuando la bandeja del agua para que siempre tenga agua. Justo antes de servir, mete el pastel en el horno a máxima potencia durante 5 minutos, y....¡listo!

Truco: Si reduces los ingredientes a la mitad, te saldrá más pequeño, pero igualmente bueno. Lo puedes servir con langostinos, sobre una cama de lechugas en frío y mayonesa densa para decorar.