Merluza con almejas y gulas de la tía Julia

MERLUZA CON ALMEJAS Y GULAS DE LA TÍA JULIA

Ingredientes: 

  • 1 merluza en rodajas
  • 250gr. de gulas
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 500gr de almejas
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva
  • Sal y harina



Mi tía Julia es una de las mejores cocineras que conozco. Es la que está en medio. 
Hace unos años, incluso publicó un libro de cocina para la familia lo tuviera y así compartir sus recetas. Además, suele dar clases de cocina. Cocina de forma totalmente diferente a la de mi madre pero sus platos están deliciosos. A lo mejor ésta rceta te sirve como plato para esta Navidad.

Para empezar, como siempre preparamos los ingredientes. 
Además, esta receta lleva horno, así que pon a precalentar el horno a 180º. 

Coloca las almejas en agua con abuntante sal para que suelten la arena durante unos 20 minutos. 
Corta la cebolla en trocitos muy pequeños. Ahora, en una sartén, pocha la cebolla con aceite de oliva virgen a fuego muy lento. Que se vaya haciendo despacito. 

Mientras, reboza en harina la merluza (pero poca harina) y fríela un poco, no demasiado porque se terminará de hacer en el horno. Escurre y reserva.

¿La cebolla está pochada? Pues ahora, tienes que batir la cebolla junto con el caldo de pescado. Que esté bien batida y triturada.  Coloca esta salsa en el fondo de una fuente de horno. A continuación, coloca las gulas, que van a ser la "cama" de la merluza. Pon encima las rodajas de merluza, y por último, las almejas.
Prueba de sal, ajusta a tu gusto y mete la bandeja en el horno durante unos 10 minutos y sirve inmediatamente. Si quieres mantener el calor porque no vas a servirla, baja el horno a unos 40º para que se mantega, pero no cocine. 

¡A comer!  

Truco de la tía: Mi tía dice que para que la cebolla no sea tan fuerte, es mejor ponerla en agua templada con sal durante unos 30 minutos antes de pocharla. ¿Probamos? 

Bocaditos de pasta kataifi con huevos de codorniz y foie

Bocaditos de pasta kataifi con huevos de codorniz y foie

Ingredientes:



  • 1 paquete de pasta kataifi
  • 6 huevos de codorniz
  • 1 lata/ paquete de foie
  • mantequilla
  • molde para magdalenas/ cupcakes
  • Aceite de oliva para freír


Llevaba muchísimo tiempo buscando la pasta kataifi desde que la probé en una fiesta y rodeaba un pincho con un langostino, y por fin la encontré. El otro día la vi en la zona de refrigerados del Alcampo. Estaba justo al lado de las masas. Anímate y prueba a hacerla. Tiene infinidad de posibilidades pero es esta ocasión he hecho unos bocaditos deliciosos.


Prepara los ingredientes. Importante, como siempre digo. El fabricante de la masa aconseja sacarla media hora antes de usarla de la nevera para que sea más manejable.


Suelta la masa como indica el fabricante. 

Precalienta el horno a 210º-220º

Prepárate los huevos de codorniz , yo suelo cascarlos en un bol pequeño (en dos) para que no caiga ninguna cáscara dentro. Porque además la cáscara del huevo de codorniz es más dura que la de gallina. así que casca dos huevos en dos boles y reserva. 

Ahora, coge el molde de las magdalenas. Yo uso uno de silicona que tengo, pero te sirve de metal, cualquier forma que te sirva para hacer niditos. Ahora, coloca la pasta dentro haciendo como un círculo y rellena un poco el fondo. Ahora, mete dos cucharadas de mantequilla a derretir en el microondas. Pinta la pasta ya en el molde con la mantequilla. 

Hornea 5 minutos. Cuidado porque se hace en seguida! en 5 minutos lo tendrías. Ahora, coloca los nidos en una fuente. 


Es hora de freír los huevos de codorniz. Ve friéndolos poco a poco. Cuidado con la sal. El foie ya es bastante salado. Escurre bien los huevos para que no tengan exceso de grasa. Ahora, ve colocando un trocito de foie en cada nidito y encima el huevo. Ya esta!!!!! De verdad que es facilísimo! no se tarda nada! 



Truco: Puedes poner jamón serrano y pimiento del padrón frito en lugar del foie para hacerlo más ibérico. Puedes cocer el huevo y ponerlo sobre una base de mahonesa y atún. Hay miles de posibilidades!

Cus cus con gambón, lima y cilantro

Cus cus con gambón, lima y cilantro

Ingredientes:
16 gambones
1 tomate
1 manojo de cilantro fresco
1 cucharada ajo en polvo
Zumo de 1 lima
cus cus
Aceite de oliva
Sal


Hace no mucho que descubrí el cus cus. Es algo muy rápido de hacer, sirve como acompañamiento de muchos platos, pero en esta receta, he probado que la mezcla de la lima y el cilantro te deja un sabor delicioso. 

Éste plato está hecho para 4 personas, con una cantidad no muy grande, que sea un primer plato ligero. Puedes ampliar las cantidades si quieres que sea un plato único. 

Como siempre, para empezar, hay que preparar los ingredientes. 
Pela los gambones, pero no deseches las cabezas, porque su jugo te va a servir para darle sabor. Para sacarles el jugo, ponlas en un colador y machácalas. Reserva el líquido que sale. 

Ahora, ralla un tomate. Puedes usar un rallador normal, de los de queso, pero intenta que no haya piel. 
Lava bien el cilantro y pícalo muy pequeño. 
Exprime la lima y reserva. 

El cus cus se hace rápidamente. Hazlo como indica el fabricante. Usa una medida pequeña (un cuenco pequeñito para cada 2 comensales). Reserva el cus cus ya hecho.

En una sartén, pon 3 cucharadas de aceite de oliva virgen. Echa el tomate, la cucharada de ajo en polvo y el líquido resultante de las cabezas de los gambones. Sofríe todo bien. 

Ahora, añade el gambón y sofríelo bien. Añade la mitad del zumo de lima y el cilantro. Fríe unos segundos (como 10) y removiendo y añade el cus cus. Remueve todo bien y fríelo durante unos 2 minutos. No dejes de remover para que todo se mezcle bien. Ahora, añade el resto de zumo de lima y una cucharada de aceite crudo. Pruébalo de sal, y sazónalo a tu gusto. ¡Ya está! De verdad que está delicioso.

Truco: Puedes usar limón en lugar de lima y langostinos en lugar de gambones. 


Muslitos de pollo al jerez

Muslitos de pollo al jerez

Ingredientes:

  • 6 muslitos de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 vaso pequeño de jerez
  • 1 bandeja/ lata de champiñones
  • Sal, Aceite de oliva y agua
¿Cuántas veces has pensado que no sabes cómo hacer los muslitos de pollo que no sean asados en el horno, fritos o en un arroz? Pues ésta receta es muy sana, casi sin grasa y aunque lleve jerez, la pueden comer hasta los niños. Seguro que te gusta.


Para empezar....¡Si! preparamos los ingredientes. Si ya conoces este blog, sabrás que es lo que siempre digo. En la cocina hay que ser organizado, priorizar y tener una visión clara de todo lo que se va a utilizar en una receta.

Cuando los tengas todo listo, lava bien los muslitos de pollo. Elimina los restos de plumas que tengan. Ahora pica el ajo y la cebolla en juliana o trocitos pequeños. Los champiñones, si son en crudo y de bandeja, hay que lavarlos muy bien. Para limpiarlos, tienes que cortar la parte de abajo o volva: la que lleva la tierra. Pero no te pases cortando porque el tronco o pie también se come. Retira esa parte y lávalos. Ahora para quitar lael pie de lo que es el sombrero no lo cortes. Si retuerces un poquito con firmeza pero con cuidado, sale. Lávalo todo. Si no, puedes utilizar latas de champiñones enteros. Los lavas igualemnte para eliminar el líquido de la conserva y están igualmente ricos.

En una cazuela, pon aceite que cubra el fondo. Ahora añade el ajo y la cebolla. Sofríe lentamente. Echa los muslitos a sofreír. Ve dándoles vueltas para que se doren por todas partes. Cuando veas que están dorados, añade el jerez. Yo uso Pedro Ximenez, pero sirve cualquiera.

El olor que desprende es increíble. Deja que el alcohol se consuma. Esto ocurrirá pasado 1 minuto o así. Remueve bien. Ahora añade el agua. Empieza con 1 vaso y luego iremos viendo si se reduce mucho y el pollo aún no está cocido. Hasta ahora no hemos echado sal. Prueba la salsa y sala a tu gusto. 

Pasados 10 minutos de cocción, mira bien que no te quedes sin salsa. Y si tienes que ajustarla, ve echando de medio en medio vaso. Nunca 1 entero a la vez, salvo la primera vez. Añade los champiñones enteros. Si son en crudo, verás que sueltan mucha agua al cocer así que aquí cuidado con el agua que hayas echado previamente. Si son de lata, sueltan algo pero no tanto. Deja cocer otros 10 minutos. Vuelve a probar de sal y ¡listo!.

Truco: Puedes usar cualquier parte del pollo (excepto pechuga) y también lo puedes congelar.   

Frutos rojos a la menta

FRUTOS ROJOS A LA MENTA

Ingredientes:

  • 12 fresas
  • 1 pack de frambuesas
  • 5 ramas de menta o hierbabuena
  • 1 chupito de preparado de mojito o ron blanco
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Palitos de brocheta



La verdad es que hace mucho que no escribo una entrada, pero es que con tanto cambio no he tenido casi tiempo. Pero creo que la espera ha merecido la pena, porque la receta de este postre además de muy fresca, es deliciosa, rapidísima y de cara al veranito....


Lo primero que harás será lavar bien las frutas. Las fresas, las tienes que lavar con sus hojas, porque si se lo cortas antes, entrará agua en el fruto y pierde sabor. Así que siempre se lavan con las hojas.

Una vez lavado todo, ve insertando en los palitos de brocheta las frutas, intercalando una hoja de menta o hierbabuena. Fresa, menta, 2 frambuesas, menta... Elije para la brocheta las mejores frambuesas y que las fresas no sean muy grandes.

Ya lo tienes, pues ahora, en el vaso de la batidora pon 3 cucharadas de azúcar normal, 1 chupito de preparado de mojito que venden ya hecho, o si no, en su defecto, un chupito de ron blanco. Añade unas cuantas hojas de hierbabuena, y el resto de frambuesas del paquete que no hayas usado. Bátelo todo bien.

Cuando esté, mételo todo en la nevera durante una hora más o menos, para que esté bien fresquito. A la hora de servir, coloca la salsa en una jarrita para que cada uno se sirva.

¡¡¡ Ya verás cómo está la mezcla!!! ¡Impresionante!

Truco: Si lo van a comer niños, sustituye el chupito por un chupito de zumo de naranja.


Potaje de Vigilia de mi familia

Potaje de Vigilia de mi familia

Ingredientes:
  • 300gr. garbanzos
  • 300gr. espinacas congeladas
  • 1 trozo/ lomo bacalao salado
  • 1 cebolla francesa
  • 2 hojas de laurel
  • 3 rebanadas pan frito
  • 1 huevo cocido
  • 1 ajo
  • 6 o 7 hebras de azafrán en rama
  • Agua, sal y aceite de oliva

¡A mi padre le encantaba el Potaje de Vigilia! En realidad, a mi padre le gustaba todo lo que fuera de cuchara y que no fuera blanco... La verdad, mi madre solía hacerlo bastante y especialmente en Semana Santa y todos lo comían, menos yo. Como a mí no me gusta, nunca me interesé por aprender la receta, así que he tenido que llamar a mi tía Julia, experta cocinera también, y me ha dado la receta. Al final os pongo sus trucos propios, que son especiales. Estoy segura de que os va a encantar.


Antes de empezar a cocinar, el día anterior tienes que poner los garbanzos en remojo y el bacalao a desalar. Es importante que el bacalao esté en agua mínimo 24h. ve cambiando el agua.

Ya ha pasado el día, y ahora hay que ponerse manos a la obra. Tienes que cocer los garbanzos. lo mejor, usa una olla express. Echa los garbanzos lavados, añade agua, la suficiente para que los cubra y un dedo de altura más. Añade 1 hoja de laurel y déjalos cociendo unos 20 minutos. Si quieres, los puedes usar cocidos ya. Lávalos bien y te ahorras éste paso.

Desmiga el bacalao ya desalado y resérvalo.

Ahora, pica la cebolla muy picadita. En una sartén pon aceite de oliva, que cubra el fondo, y echa la cebolla a pochar. A fuego lento y que se poche bien.
Mientras, fríe las 3 rebanadas de pan. Para hacerlo sólo tienes que poner aceite en una sartén y freír el pan hasta que veas que está hecho por ambas partes (se queda de color marrón y muy crujiente). Escúrrelo un poco.

En un mortero, maja el diente de ajo con el pan y las hebras de azafrán en rama. Y lo echas a la sartén con la cebolla ya pochada. Echa otra hoja de laurel. Da un par de vueltas y añádelo a los garbanzos. Remueve un poco el guiso.

Ahora, escalda las espinacas congeladas en agua hirviendo. Cuando veas que están sueltas, las escurres y las echas junto con el resto del guiso.

Ya casi estamos. Añade el bacalao, y deja todo cociendo durante unos 10 minutos para que los sabores se liguen.

Por último, añade el huevo cocido y picado. Prueba de sal, y está a tu gusto, ¡ya lo tienes!


Trucos de la tía: Ella echa cominos y una cucharada de piñones al majado, y además también pone un par de puñados de alubias. Pero ésto, es a tu elección.

Atún en cazuela con mariscos

Atún en cazuela con mariscos

Ingredientes:
  • 4 lomos de atún
  • 8 gambones
  • 1 paquete de gulas
  • 2 latas de almejas
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla francesa
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Hay veces que no me apetece comer pescado, simplemente porque a la plancha me aburre un poco y en el horno tardo mucho, así que esta receta con lomos de atún es muy rápida de hacer, es muy sana, y de sabor diferente. Además la puedes hacer un día para comer al día siguiente. Solo calentar y comer. Así que si tienes invitados, vas a sorprenderles y no tendrás que estar horas en la cocina. En 30 minutos lo tienes hecho.

Comenzamos preparando los ingredientes.

Pela y corta el tomate en dados. Pela los ajos y los puedes picar o usar el machaca ajos. Pica la cebolla en trocitos pequeños.

Puedes usar almejas naturales, pero las del lata sirven. Para que no sepan muycho a la conserva, elimina el agua que llevan y lávalas un poco. Luego cogerán el sabor del guiso así que no te preocupes.

Ahora, en una cazuela, pon aceite de oliva. El suficiente para cubrir la base. Cierra los lomos de atún. Para hacerlo, sólo tienes que dorarlos vuelta y vuelta. Los sacas y los reservas. En ese mismo aceite, echa a sofreír el ajo y la cebolla. Cuando esté dorado, añade el tomate. No antes, porque se hace más rápido y se puede quemar. Sofríe todo junto. Ahora añade los lomos de atún. No lo hacemos antes porque si lo haces a la vez, al remover puedes romper el atún y lo interesante es que se quede entero.

Ahora añade el gambón. Vamos echando desde lo que más se tarda en cocinar a lo que menos. Da la vuelta al gambón. Añade las gulas. Éstas se hacen en seguida. Y por último las almejas. Añade sal a tu gusto y pruébalo. Todos los guisos hay que probarlos. Ajusta y añade un poco de agua. No mucha. Como un dedo de la cazuela. No remuevas. Solo sacude la cazuela para que ligue bien todo. Tápalo y dejar cocer unos 5 minutos. No más. ¡Ya está! Ahora, para servirlo, coloca las cazuelas de barro.
Éste guiso se podría hacer desde el principio en cazuela de barro si lo prefieres. ¡Ñam, ñam, ñam!

Truco: Puedes añadir vino blanco. En ese caso, lo tendrías que echar antes del agua y dejar un minuto cociendo para eliminar el alcohol. El resto sería igual.





Menestra de verduras de mamá

Menestra de verduras de máma

Ingredientes:
  • 400gr. verduras variadas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla francesa
  • 1 cucharada de harina de maiz
  • Aceite de oliva
  • Agua y sal.

La menestra de verduras me encanta. La verdad es que mi madre nos la hacía mucho. Lo ideal, sería hacerla con verduras de temporada, y verduras variadas como alcachofa, espárragos, habas, guisantes, zanahoria, coliflor, judías verdes, coles de bruselas....pero puedes usar bolsas de verduras congeladas que ya vienen para menestra. Mi madre además a veces metía costillas de cerdo pequeñas. Está buenísima de cualquier forma. Así que vamos a por ella. Es rápida, muy sana y muy fácil.

Como siempre, y no me cansaré de decirlo, preparamos los ingredientes. Ahorras esfuerzo, tiempo y así lo tienes siempre en el momento que lo necesites para añadirlo al guiso.

Corta los ajos. Los puedes laminar, los puedes picar, o incluso con el machacador de ajos. Pica la cebolla en trocitos muy pequeños. No hace falta que descongeles la verdura. ¿Ya lo tienes todo?

Ahora, en una cazuela, pon aceite de oliva. Que cubra la base y echa los ajos y la cebolla a dorar. No pongas el fuego muy fuerte. Una vez dorado, pero no tostado, añade las verduras y rehoga todo junto durante 2 o 3 minutos removiendo de vez en cuando. 

Añade la cucharada de harina de maiz o Maizena y remueve. Sofríe 1 minuto. Esto se echa para que después la salsa ligue y no sea muy clarita. 

Ahora añade agua. Echa 2 vasos grandes de agua. Luego puedes ir añadiendo. Añade sal a tu gusto, tápalo y deja cocer unos 7 minutos. Ve removiendo de vez en cuando, y si ves que va faltando agua, añadela. Añade de nuevo agua poco a poco y deja cocer otros 10 minutos a fuego medio, para que coja bien el sabor de la verdura. Cuando veas que la salsa es un poco espesa y que la verdura está cocida, ya estará lista. ¡Coge la cuchara!

Truco de mamá: Puedes echar en los dos últimos minutos un huevo por comensal. Que se poche en la misma salsa y así tendrás un plato completo. 

 

Premio One Lovely Blog Award


One Lovely Blog Award

one-lovely-blog (1) (1)
¡Vaya sorpresa ésta mañana!

He recibido el premio One Lovely Blog y la verdad, me ha hecho muchísima ilusión cuando lo he visto. Este premio es un premio viral que consiste en votar a blogs que estan empezando para darles una mayor visibilidad  y para animarles a que sigan adelante.





Para recibir estos premios existen unas normas:

1. Tienes que nombrar y agradecer el premio a la persona que te lo concedió y si no sigues todavía su blog, debes hacerte seguidor.
2. Hay que responder a 11 preguntas que estarán formuladas por la persona que te ha concedido el premio.
3. Debes conceder el premio a 11 blog que te gusten (que acaben de empezar o que tengan menos de 200 seguidores).
4. Formular 11 preguntas a las que deberán contestar tus premiados.
5. Informar del premio a los premiados.
6. Visitar los blogs de los que han sido premiados junto contigo.
7. Evita mandar el premio al blog que te lo concedió a ti, así evitas que la cadena se rompa.




El premio, en mi caso, me lo ha otorgado Azúcar glass y más

 ¡MUCHAS GRACIAS POR EL PREMIO!

Y éstas son las preguntas que tengo que contestar:

1. ¿Cuál es el objetivo de tu blog?
Compartir con todo el mundo lo que mi madre me enseñó de la cocina para que todos puedan disfrutar de su maravilloso arte.

2. ¿Qué es lo que más te gusta de tu blog?
Las fotos reales de mi madre y familia. Cuando las pongo ligadas a las recetas, muestro realmente cómo era ella, lo que significó para mí y todo lo que ella sabía de cocina.

3. ¿Te has planteado dejarlo alguna vez?
¡No! Ni soñarlo!

4. ¿Qué te gustaría hacer y no haces con tu blog?
Rehacerlo para tener una mejor navegabilidad.

5. ¿Para quién cocinas?Cocino para mi familia, amigos, la gente de mi trabajo, y también, cómo no, para mí.

6. ¿Hay algún ingrediente que no soportes?
Si. El vinagre y los encurtidos.

7. ¿Cuál es la receta más complicada que has preparado?
Quizá una receta de Clam Chowder que hice las Navidades pasadas.

8. ¿y la más extraña?
Creo que no hago recetas extrañas. Las recetas que yo hago son caseras, fáciles, rápidas, sanas y ricas, así que extraño....nada.

9. ¿Cómo te imaginas tu blog en 5 años?
Lleno de recetas, e igualmente lleno de amor al cocinarlas.

10. Además de cocinar… ¿qué otras aficiones tienes?
Me gusta mucho el cine y las series de TV.

11. ¿Que le recomiendas a alguien que se plantee empezar con un blog?
Que una vez que empiece, no lo deje. Que ponga toda su ilusión en él.



Ahora, verás mis preguntas para los blogs ganadores:  

1. ¿Cómo surgió la idea de crear tu blog?
2. ¿Qué es lo que más te gusta de él?
3. ¿A quién va dirigido tu blog?
4. ¿Qué es lo más difícil para ti a la hora de escribirlo?
5. ¿Cuándo comenzaste tu blog?
6. Cuando lees otros blogs, ¿qué te atrae de ellos?
7. ¿Te resulta difícil encontrar temas de los que hablar en tu blog?
8. ¿Cuánto tiempo le dedicas a tu blog?
9. Define en una palabra el significado de tu blog
10. ¿Escribes más de un blog?
11. ¿Cómo ves tu blog en unos años?


Y estos, mis blogs nominados. Si podéis, visitadlos porque os van a encantar:


1. Marta y sus perros
2. El blog de Cattya
3. Escribir y Contar
4. Thermo-Miss
5. Fotos con Cariño
6. Churchill and Rufus
7. Recetas para enamorar
8. Una Miajica de Sal
9. Bon Profit Mallorca
10. Lost in the Kitchen- Perdida en la cocina
11. Cocina para novatos en tiempos de crisis


Pues aunque esta entrada no sea una receta, bien merece este espacio. Besos a todos.

Sopas de ajo

SOPAS DE AJO

Ingredientes:

  • 1/2 barra de pan del día anterior
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen
  • Agua y sal


Aún recuerdo el olor de las sopas de ajo de mi madre cuando las hacía y yo entraba en casa. Es de esos olores de los que siempre te vas a acordar y que te traen momentos a la mente que son indescriptibles.
Este olor es uno de ellos. Me encantaba que las hiciera los días de invierno, y hasta se las hemos pedido en Navidad porque nos gustaban muchísimo.

La verdad, es que un plato muy fácil de hacer y sobre todo rapidísimo.


¿Y qué es lo que hacemos siempre antes de empezar? Si!!! ¡Preparar los ingredientes!

En una fuente, trocea el pan en pedacitos de unos 2 cm más o menos, no los hagas ni muy grandes ni muy pequeños porque se desharán.

Ahora lamina los ajos pelados. No los cortes muy finos para que no se quemen y amarguen.

En una sartén profunda o una cazuela, pon aceite de oliva, que cubra la base. Añade los ajos a sofreír. Cuando veas que están doraditos, pero no marrones, añade el pan y remueve todo bien. Si ves que falta aceite, echa un poco más. Añade la cucharada de pimentón dulce. El de La Vera es el mejor, y yo tengo la suerte que mi amiga Cristina me lo trae, pero si no tienes, usa el normal. Remueve rápidamente y déjalo unos 30 segundos. Que no se queme el pimentón porque entonces amarga.
Es el momento de echar el agua. Calcula 2 tazas por persona, y con media barra tienes para 2 personas. Echa media cucharada sopera de sal. Prueba a ver si está a tu gusto, y si no, después de unos minutos vuelve a probar hasta que lo ajustes.

Deja cocer todo a fuego medio durante unos 7 minutos.....¡Listo! como diría mi amiga Judith: ¡No me puede gustar más!

¡En esta receta no hay truco! Es tan fácil y simple que haciéndolo así saldrá riquísima.

Pollo y verduras con soja y miel

Pollo y verduras
con soja y miel

Ingredientes:
  • 1 pechuga de pollo entera
  • 250gr. brócoli congelado
  • 250gr. setas
  • 2 cebollitas francesas
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 3 cucharaditas de miel
  • Aceite de oliva virgen
  • Arroz basmati
  • Agua
  • Sal

Siempre me he preguntado cómo harían en la cocina oriental ese tipo de platos con esos sabores, y seguramente hay mil recetas por la red, pero es muy difícil encontrar la mayoría de los ingredientes, así que el otro día, pensando, se me ocurrió esta receta. Tiene un sabor especial, es muy rápida de hacer, además se cocina con el microondas y es muy sana. Espero que os guste tanto como me ha gustado a mí.

Prepara los ingredientes (ya sabes que siempre lo digo, y así ahorrarás tiempo y esfuerzo).

Pon el brócoli en una fuente o plato apto para el microondas y mételo a máxima potencia durante 3 minutos. No hace falta que lo descongeles, ni lo cuezas; mételo así y ya verás como se hace.
Mientras, trocea la pechuga de pollo en daditos. Por eso tiene que estar entera, para que puedas hacer trocitos.
Ya está hecho el brócoli. Resérvalo.

Usa las setas de las bandejas de los súpermercados, y después de lavarlas bien, córtalas en trozos y en una fuente, mételas al microondas 3 minutos.
Mientras, pela y trocea las cebollas. No hagas trozos muy pequeños. Haz como gajos.

En una sartén pon 3 cucharadas de aceite de oliva y pon a freír la cebolla. Cuando esté dorada (no mucho) añade el pollo). No eches sal a nada y ve removiendo mientras se sofríe.

Ahora, en un cuenco, pon la soja y la miel. Mételo en el microondas 1 minuto. Sácalo y remueve bien para que ligue la mezcla.

Añade el brócoli y las setas a la sartén para que sofría todo junto al pollo y la cebolla. Cuando veas que el pollo está hecho, añade la salsa. Remueve bien todo y déjalo unos 3 minutos en la sartén, que veas que reduzca la salsa. Prueba de sal. Si ves que está a tu gusto, no añadas más sal. Principalmente porque la soja es muy salada y si añades sal al resto de ingredientes puede ser que no te lo puedas ni comer...

Ahora haz el arroz basmati como indica el fabricante y ponlo de acompañamiento. ¡Ya está!

Truco: Puedes añadir piñones crudos a la sartén o anacardos y los salteas junto con el resto de ingredientes si quieres darle un toque diferente.

Churros caseros. Receta fácil

CHURROS CASEROS

Ingredientes:
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de agua
  • 1 nuez de mantequilla
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Aceite
  • Azúcar

En las tardes de frío, siempre apetecen unos buenos churros. Cerca de casa, había una churrería de las de toda la vida, y muchos fines de semana, mi madre nos compraba churros para merendar o desayunar. Ahora, ya no existe y cada vez es más difícil encontrar churrerías así que, ¿por qué no hacerlos tú? Es mucho más fácil de lo que piensas. Y están buenísimos. Tarde de invierno....¡chocolate con churros!

Los ingredientes que lleva los tienes seguro siempre en casa, así que lo primero es prepararlos.

Con esta masa te sale 1 docena, pero puedes duplicar las cantidades para que te salgan más. Es importante que siempre sea la misma cantidad de agua que de harina.

En un cazo, pon el agua a hervir con la sal y la nuez de mantequilla. Cuando llegue a ebullición, retíralo del fuego, y de golpe, añade la harina. Remueve bien con una cuchara de madera. Cuando veas que está bien ligado, deja que temple un poco, pero no mucho, porque si se enfría del todo, la masa se endurece.

Ahora ya está templada, así que hay poner aceite suficiente en una sartén para freírlos.

Mete la masa en una churrera, pero si no tienes, que es lo más común, utiliza una manga pastelera con boquilla de estrella. Cuando el aceite esté bien caliente, empieza a echar la masa haciendo círculos que cierren. Con la ayuda de los dedos, y con cuidado de no quemarte, tienes que ir cortando la masa según vayas haciendo cada uno. Es decir, acercas la manga a la sartén, comienzas a echar la masa, y cuando veas que lo has cerrado, corta con los dedos y haz el siguiente. Cuando estén hecho por un lado, dáles la vuelta. Al sacarlos, colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. ¿Ya los tienes fritos? Sólo falta espolvorearlos con azúcar, hacer el chocolate o café y...¡a comer!

Truco: No eches muchos a la vez en la sartén, porque al freírlos se pueden pegar unos a otros. Y si quieres darle un toque diferente, añade una cucharada de canela a la mezcla.

Patatas guisadas con setas

PATATAS GUISADAS CON SETAS

Ingredientes:
  • 4 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • ½ k de setas
  • Agua
  • Aceite
  • Sal
  • Pimentón dulce
Me encanta este plato y casi se hace solo. En otoño, la época de setas, mi madre adoraba ir a buscarlas. Siempre intentaba convencernos para que la lleváramos a cogerlas. Sólo ella sabía elegirlas, nosotros no, y siempre, antes de cocinarlas, se las llevaba a mi tío Ángel, experto en setas por si alguna no era válida.

Yo no podría ir a buscar setas ahora porque no sé hacerlo, pero hay un montón de setas en los supermercados. Te sirven las de las bandejas de los mercados, o unas que tienen congeladas en muchos hipermercados que están buenísimas.

Prepara los ingredientes. Pela  y trocea las patatas y la cebolla. En una cazuela cubre el fondo con aceite de oliva y echa la cebolla picada. Si no te gusta picada, la puedes dejar entera. Después echa el ajo entero, el laurel, las patatas y las setas. Sofríe todo junto durante un par de minutos.
Ahora añade  la cucharadita de pimentón dulce (si es pimentón de la Vera, mejor) y remueve rápidamente. No dejes que el pimentón se queme o te amargará y estropeará el plato.
Cubre todo con agua. No eches demasiada si no quieres que te queden muy caldosas. Echa una cucharada sopera de sal y deja cocer durante una media hora o hasta que veas que las patatas están hechas. ¡Están deliciosas!
 Truco de mamá: Para partir las patatas, no hagas tacos, “arranca” los trozos. Verás qué diferencia.


Pastel de cabracho. Receta de mi hermana

PASTEL DE CABRACHO

Ingredientes: 

  • 1 cabracho de 1,5kg. aprox.
  • 6 huevos
  • 400gr. de tomate frito
  • 600gr. nata líquida
  • Sal y pimienta
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • Agua

Mi hermana tiene un montón de recetas muy ricas. Para mí, ella es muy especial, y estamos muy unidas. En realidad, ese fue el mayor logro de mis padres: mantenernos unidos siempre. 

Me ha costado lo mío conseguir que mi hermana me pase algunas de sus recetas, ya se sabe que los secretos de cocina....pero lo voy consiguiendo....

El cabracho es un pescado que tiene muchísimas espinas. La verdad, nunca lo he probado de otra forma que no sea en pastel, así que si alguien se anima...que me pase alguna.  Esta receta es muy fácil y el pastel de cabracho está buenísimo. Se lo comen hasta los niños. 

Para empezar, como siempre....preparamos los ingredientes. 

Lo primero que hay que hacer es cocer el cabracho. Para hacerlo, pon agua a cocer con la cebolla pelada y la hoja de laurel. Déjalo cociendo unos 10 minutos. Pasado este tiempo, déjalo enfriar. Desmenuza todo el pescado eliminando todas las espinas. Hazlo con cuidado, porque tiene muchas, e intenta que no te quede ninguna. 

Si tienes un robot de cocina, sería bueno para mezclar los ingredientes, pero si no, hazlo a mano. 
Pon el horno a precalentar, a 250º (arriba y abajo). 

Bate los huevos, añade la nata y el tomate frito. Añade sal al gusto y el cabracho desmenuzado. Si usas robot, no tritures el pescado. 

Ahora toca hornearlo. Puedes usar un molde desechable de los de aluminio, o bien un molde rectangular que tengas, pero tendrás que forrarlo igualmente con papel de aluminio. Cuando lo tengas, echa toda la mezcla.  Se hornea al baño maría, así que tendrás que usar una fuente con agua en la que te quepa el molde. Introduce todo en el horno. Pasados 5 minutos desde que lo has metido, sácalo, cubre la parte de arriba con papel de aluminio para que no se tueste demasiado esa parte y déjalo entre 1h 30min -2h. en el horno. 

Tendrás que ir revisando de vez en cuando la bandeja del agua para que siempre tenga agua. Justo antes de servir, mete el pastel en el horno a máxima potencia durante 5 minutos, y....¡listo!

Truco: Si reduces los ingredientes a la mitad, te saldrá más pequeño, pero igualmente bueno. Lo puedes servir con langostinos, sobre una cama de lechugas en frío y mayonesa densa para decorar.