Fideuá de mamá

Fideuá de mamá

Ingredientes:

  • 1 ñora
  • 1 cabeza de ajos
  • 1/2 tomate
  • 1 sepia mediana o 2 calamares
  • 1/4k gambas peladas
  • 1/2 mejillones
  • 1/4 atún fresco
  • 3 dientes de ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Colorante alimentario
  • Pasta para fideuá
  • 1l. Caldo de pescado

En esta foto, mi madre está con su mejor amiga de la infancia. Fueron años y años de amistad, y para mi madre, ella fue su mejor amiga siempre, gracias a la cuál conoció a mi padre. Aquí están de nuevo en la playa; ahora esa zona tiene más casas construídas, no muchas más porque afortunadamente ahí prohibieron construir a más de 3 alturas, pero ¡casi no lo reconocía!

La fideuá es un plato muy parecido a la paella y suele ser de pescado,  pero en lugar de usar arroz, se utliza una pasta para fideuá. Dependiendo de la zona de España donde la comas, la puedes ver con un fideo que es como redondo y grueso y con agujero en medio, o con fideos gruesos normales de los que se usan para algunas sopas. Yo la he comido en restaurantes de las dos formas, pero esta, la de mamá, lleva la pasta que lleva el agujero en medio.

Lo primero que haremos será preparar los ingredientes. Pela y pica el tomate, trocea la sepia o el calamar y limpia bien los mejillones.
El atún lo tenemos que cortar en dados no muy pequeños. Es un pescado que aguanta bien la cocción. Podrías usar también cazón o pez espada, pero no te recomiendo ninguno más porque se desharía. Mejor éstos que aguantan enteros.

Ahora, en una sarten o paella, pon aceite cubriendo el fondo. Añade la ñora, la cabeza de ajos (haz un corte transversal por todo el diámetro para que no te salten) y echa el tomate pelado y picado. Déjalo todo sofreír unos minutos. Ahora retira la ñora y apártala. Vamos a ir echando desde lo que más se tarda en cocinar a lo que menos. Echa la sepia en la paella y sofríela. Ahora echa el atún. Que se selle bien por todas partes. Ahora añade las gambas. Éstas se hacen en seguida, así que remueve rápidamente. Echa la pasta y déjala friendo un minuto aproximadamente para que coja el sabor de los ingredientes. Usa 1/2 taza por comensal y el doble de caldo. Es decir, si pones 1 taza de pasta pondrás 2 de caldo. El caldo de pescado lo puedes tener hecho de antes, y congelarlo. No pasa nada. Se conserva perfectamente. Es importante que sea buen caldo. Lo puedes hacer con morralla. No sé si todo el mundo sabe lo que es la morralla, y no la encuentras en todas las pescaderías, pero sí en la zona de Levante. La morralla son los pescados que normalmente no se usan para comer y que son pequeños y con muchas espinas (cintas cabús...) aunque eso no es del todo cierto. Yo he comido cintas rebozadas y fritas y ¡están buenísimas! Si no, puedes hacer el caldo con despieces de rape, pescadilla, cáscaras de gambas....

Ahora que ya has echado el caldo, remueve todo bien y añade los mejillones limpios.
En un mortero, vamos a hacer un majado con 3 dientes de ajo, 1 cuharada de perejil picado y cucharada sopera rasa de sal. Si te queda soso, ya ajustarás. Además la sal es muy personal.

Añade todo el majado a la paella. Echa 1/2 cucharadita de colorante alimentario (si lo tienes especial para paellas, mejor) y deja cocer hasta que el agua se consuma. Antes de retirarlo, prueba que la pasta esté bien hecha. Si no, añade un poco mas de caldo. Cuando esté consumida del todo, retíralo del fuego. Tápalo y deja reposar un poco antes de comerla. ¡Que aproveche!

Truco de mamá: si no tienes ñora entera, úsala picada. En ese caso se añadiría al mortero junto con el resto del majado. Remueve todo antes de tapar para que respire y si queda algo de caldo se consuma durante el resposo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario