Cómo preparar un Buey de Mar (Tutorial)

Cómo preparar un Buey de Mar (Tutorial)

Ingredientes:

  • 1 buey de mar
  • Sal
  • Laurel
  • Zumo de 2 limones


El buey de mar es mi marisco favorito. De todos los crustáceos que hay, es el que más me gusta. Existen infinidad de formas de hacerlo, según la zona. En algunos sitios le echan vino, en otros huevo cocido, pero al natural, con limón sólo y con sabor a mar, es como me gusta y como lo preparo. Mi madre me decía siempre que tenía un don especial para elegir los mejores. Sólo con mirarlos puedo ver si son buenos o no. En este tutorial, veréis paso a paso cómo abrirlo y prepararlo y cómo elegir los mejores.
Hace tiempo aprendí que no hay que comer marisco en los meses que no llevan R, y este es uno de ellos, pero afortunadamente, ya venden el buey de mar congelado. Si lo compras congelado y cocido te ahorras tiempo, sólo lo tienes que dejar descongelar en la nevera desde el día anterior, pero si no, lo puedes cocer. Para hacerlo, y tiene que estar vivo, pon en una cazuela alta agua a hervir con una cucharada de sal y 3 hojas de laurel. Mete el buey de mar y déjalo hervir unos 15 minutos. Antes de prepararlo déjalo enfriar.

Antes de comprarlo, te tienes que asegurar de que es hembra. Para ver si es hembra, tienes que darle la vuelta y ver que es como en la foto. Esta especie de lengueta te lo indica. Y esto es común en todos los crustáceos (menos en la langosta claro...) pero sí te sirve para las nécoras, centollos, cangrejos de mar... El macho no la tiene y en su lugar tiene como un triángulo hundido. Busca siempre la hembra, es la que lleva la hueva. ¿Ves que esa zona además está rojita? es el color que indica la hueva. No porque sea más grande tendrá más, porque a veces llevan mucha agua dentro. Mira que pese más de lo que su tamaño refleja.
Ahora tienes que levantar y arrancar esa lengueta.





El siguiente paso es quitar las patas y las pinzas y con un cascanueces o cascador de marisco abre cada pata y cada pinza para que tus comensales puedan comerlo. A diferencia de un bogavante, el buey de mar es muy duro y no se puede partir con los dientes. ¿Lo ideal? que cada uno se lo parta pero eso significa tener un cascador por comensal...
Ahora hay que eliminar la parte de la boca. Es la que está señalada.
Lo único que tienes que hacer es tirar de las dos partes hacia arriba y saldrá fácilmente.





Ya has quitado parte de la boca, ahora hay que quitarle la parte señalada entera. Para hacerlo, coge con fuerza de cada lado y tira con un movimiento hacia atrás y hacia arriba.











Así es como tiene que salir.

Seguimos.








Ahora terminamos de eliminar la boca. Para hacerlo hunde hacia abajo la zona indicada. Lo puedes hacer con la mano. No está muy duro. Una vez hundido, verás que lo puedes retirar fácilmente.















Ahora tienes que eliminar toda esa parte señalada.

No se come. Son las branquias del buey de mar, y no se comen. Llevan a ambos lados. Así que retíralas todas, que esa parte quede blanquita y limpia. Pero no retires lo del centro.





Te tiene que quedar así. Ahora, con la ayuda de una cucharita vacía el medio y lo pones en el "carro" o cáscara grande del buey de mar, porque eso se come.











Ahora, corta ésta parte en trozos no muy pequeños con la ayuda de un cuchillo. Esto es lo que sujeta las patas, así que puedes guiarte por las hendiduras que marcan las patas para cortarlo. Hazlo hacia abajo. Apoya la pieza en una superficie que no deslice, pon el cuchillo en la parte de arriba y corta hacia abajo. No te vayas a cortar ahora....









Ya sólo nos queda el "carro". Con la ayuda de una cuchara separa toda la carne que lleve en su interior y pártela para que se separe. Saca bien lo del fondo, la parte de arriba porque se come todo.

Sólo queda emplatar y rociar con limón. Echa más cantidad en el interior y remueve bien pero todo llevará un buen chorro de limón. Claro, es a tu gusto, pero así, tan simple, está riquísimo.

¡A chuparse los dedos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario