Mejillones marineros

Mejillones Marineros

Ingredientes:
  • 1/2k. de mejillones frescos
  • 2 cebollitas francesas
  • 1/2 vaso de vino blanco bueno
  • 4 dientes de ajo
  • 1 tomate maduro
  • 4 cucharadas soperas de tomate frito
  • 1 pimienta cayena
  • Sal, aceite de oliva
  • 1 hoja de laurel

Cuando éramos pequeños, mis padres, en verano, nos solían llevar de excursión a los puertos de las ciudades del Mediterráneo. Nos encantaba, pero sobre todo, nos gustaba ver los barcos de los pescadores llegando por la tarde con toda su pesca que después vendían en los puestos y en las lonjas. O si no, ir todos a un restaurante donde sabíamos que el pescado que ponían, era el que los pescadores llevaban. Estos mejillones marineros, están para chuparse los dedos. Literalmente.

Lo primero que hay que hacer es preparar los ingredientes: lava bien los mejillones. Lamina los ajos, pica la cebolla y pela y pica el tomate.

Ahora, en una cazuela pon agua (cubre unos 2 dedos del fondo) 1/2 cucharada sopera de sal y una hoja de laurel. Llévalo a ebullición y echa los mejillones bien lavados para que se abran. Una vez abiertos, reserva un poco del caldo de la cocción colado (para eliminar posibles cáscaras etc..) y saca los mejillones.

En una sartén o cazuela echa 5 cucharadas de aceite y añade la cebolla picada, el tomate y el ajo laminado. Sofríe todo pero que esté transparente, no muy frito.  Echa una pimienta cayena entera a sofreír y remueve todo bien.
Ahora añade el vino blanco. Usa un vino que sea bueno, si usas vinos malos para cocinar no sabrá igual. Usa para cocinar sólo el vino que te beberías.
 
Deja que se evapore el alcohol, añade 2 dedos del caldo de la cocción que hemos sacado de los mejillones y el tomate frito. Remueve todo y deja cocer, que evapore. Pasados 5 minutos, revisa que te queda caldoso y que no se ha consumido todo, si ocurriera, echa más caldo de la cocción de los mejillones y ajusta el tomate frito;  echa los mejillones, remueve todo bien, deja unos 2 minutos cociendo y ¡¡¡ya está listo!!! Si te gusta "mojar" pan, te va a encantar.

 
Truco de mamá: Cuando compres mejillones asegúrate que están vivos. Tienen que estar cerrados siempre. Los abiertos, están muertos, así que mejor comprarlos y viendo cómo el pescadero los elije porque en los sacos, suelen venir abiertos y esos, no sirven. Cuidado con el marisco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario