Espaguetti con almejas

Espaguetti con Almejas

Ingredientes:
  • 1/2k. de almejas frescas
  • 1/4k langostinos crudos (opcional)
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de perejil
  • Aceite de oliva virgen
  • Espaguetti o tallarines
  • Sal


Este plato es muy sencillo. Se tarda muy poco en hacer porque no lleva salsas complicadas, es muy ligera. Una vez que hagas este plato, seguro que repites.

Como siempre, comenzamos con la preparación de los ingredientes.

Recuerda que cuando compres las almejas, éstas, tienen que estar cerradas siempre. Si están abiertas es que están muertas y ya no serán frescas ni buenas. Lo primero que hay que hacer nada más llegar de la pescadería es meter las almejas en un recipiente con agua y bastante sal. Déjalas en remojo durante unos 20 minutos para que suelten la arena que puedan llevar. De todas formas, las vamos a abrir de una forma que no te estropee el plato.

A continuación, pela los langostinos frescos. Sólo vamos a usar la cola. Pica bien los dientes de ajo.
Mientras, pon la pasta a cocer según las instrucciones del fabricante. Para éste plato usa espaguetti, tagliatelle o tallarines, porque es la pasta idónea para ésta salsa. Hay algunas que no sirven.

Vamos a abrir las almejas. En una cazuela, pon un dedo de agua a hervir. Cuando esté hirviendo añade las almejas y espera a que se abran. No las dejes más de 1 minuto porque se abren en seguida. Ahora, con una cuchara retíralas de la cazuela, pero no tires el agua de la cocción. La vamos a usar después.
Prueba una almeja, y si ves que aún tienen algo de tierra, pásalas de una en una por debajo del grifo, limpiándolas bien. Resérvalas.
Ya tienes la pasta cocida. Ahora escúrrela y pásala por agua fría para eliminar el almidón. La pasta, tiene que estar al dente. Es decir, ni muy dura ni muy blanda. Normalmente entre 8-10 minutos la tienes lista.

Cuela bien el caldo de la cocción de las almejas y para ver si aún queda arena, ponlo en un recipiente blanco. Se verá perfectamente si queda algo.

En una cazuela, pon unas 5-6 cucharadas de aceite de oliva. Echa el ajo a sofreír, no dejes que se tueste. Es el momento de añadir los langostinos y las almejas. Remueve todo bien, y en un minuto o dos como mucho estará listo. Por un lado, los langostinos tardan muy poco en hacerse, y por otro, las almejas ya están hechas, sólo queremos que cojan el gusto. Añade la cucharada de perejil. remueve todo bien y añade un poco del caldo de la cocción de las almejas. Como verás, aún no hemos echado sal a nada. Las almejas suelen dar mucho sabor y hay que tener cuidado. Prueba la salsa y si está a tu gusto, añade por último las pasta. Deja un par de minutos todo a fuego medio para que coja bien el sabor, y ¡a emplatar!


Truco: Puedes usar langostinos ya cocidos pero entonces échalos en el último momento, junto con la pasta o se podrían quedar muy duros. Si quieres darle un toque a la pasta, añade en la cocción un par de dientes de ajo con un chorrito de aceite de oliva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario