Ensalada de jamón de pato y mousse de foie a la frambesa


Ensalada de jamón de pato y foie a la frambuesa

Ingredientes:

  • 1 bolsa de brotes de lechugas tiernos
  • 1 paquete jamón de pato
  • 1 medallón de mousse de foie
  • 2 cucharadas de mermelada de frambuesa
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 5 nueces
  • 1 cucharadita vinagre de módena
  • Tostadas melba
Ésta ensalada no es para comer cada día, porque el jamón de pato o la mousse no son lo que se dice baratos, pero sí es muy buena para cuando tengas invitados y quieras sorprenderles con algo original. La puedes hacer en platos individuales o en una fuente y se tarda poquísimo en hacerla así que es algo muy recurrente para cenas especiales y con poco tiempo.

El jamón de pato lo puedes encontrar en cualquier súpermercado y suele venir en paquetes de 150gr. o 200gr. dependerá del número de invitados que tengas. A la hora de elegir la mousse, hazlo con cuidado. No compres aquellas que van con pimienta, o finas hierbas, compra una mousse de pato sin sabor añadido alguno. Existen unos medallones que vienen envasados al vacío de dos en dos; personalmente compro la marca Aoste (la venden en todos los súpermercados) No es nada caro y tiene un sabor espectacular. Pero es la mousse de pato sin nada más y verás que lleva una grasilla amarilla que lo rodea (que se come).

Es mejor que saques el jamón de pato del frigorífico unos 30 minutos antes de hacer la ensalada. Para que "sude" y tenga todo su sabor. Pero la mousse déjala dentro. Para que puedas cortarla bien.

Vamos a preparar los ingredientes. Aunque en los envases de lechugas preparadas dice que están lavadas, yo siempre las lavo igualmente. Así que lava los brotes y déjalos escurrir.

Ahora en un biberón de cocina o botella, si no tienes biberón, añade unas 4 cucharadas de aceite de oliva, las dos cucharadas grandes de mermelada de frambuesa, el vinagre de módena y sal al gusto.
Remueve todo bien, que se liguen los ingredientes y prueba para que esté a tu gusto. Si ves que te queda muy espeso, puedes echar un poco de agua, pero muy poca.

Resérvalo porque es el aliño.

Corta la mousse en cuadraditos con un cuchillo bien afilado o con un corta foie si tienes. Es un filamento metálico que lo corta fenomenal, pero si no lo tienes, con un cuchillo lo haces bien. Por eso la mousse tiene que estar bien fría. Para que la puedas cortar.

Ahora coloca la lechuga en cada plato. Que te parezca visualemente bonita. Reparte las nueces partidas en trocitos por cada plato. Reparte también el jamón de pato y los trocitos de mousse de foie; déjalo por encima, para que se vean bien. Remueve enérgicamente de nuevo el aliño y rocíalo. Si usas un biberón de cocina el resultado será mejor, porque además puedes hacer dibujos en los bordes del plato. Por último y justo antes de servir para que no se ablanden, coloca un par de tostadas melba en cada plato con un trocito de mousse y uno de jamón. A tus invitados les va a encantar.

Truco: puedes cambiar las nueces por piñones si te gustan más. La frambuesa por fresa y los brotes de lechuga por canónigos. Yo no le pondría tomate de ningún tipo a esta ensalada, pero si lo haces porque te gusta, que sean cherry, por su dulzor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario