Rosquillas de la Abuela Juliana

Rosquillas de la Abuela Juliana
  Ingredientes: 

  • 3 huevos
  • Zumo de 1 naranja
  • Ralladura de naranja
  • ½ cucharada de anises
  • 1 vaso de aceite
  • Peladura de limón
  • 1 cucharadita de levadura
  • 250g de harina
  • 7 cucharadas de azúcar
  • Aceite suave para freír


Ésta era mi abuela Juliana, la madre de mi madre. Desafortunadamente, se fue cuando yo era muy pequeña y apenas tengo recuerdos de ella, sólo lo que mi madre me contaba.  Mi abuela fue muy valiente, una mujer muy adelantada para la época en la que vivió. Dos maridos, ocho hijos, y todo eso en un tiempo en el que era impensable. Me imagino que fue ella la que enseñó a cocinar a mi madre, así empezó todo entonces.


Para empezar, lo primero que tienes que hacer es poner el vaso de aceite caliente con la peladura de limón a freír durante 2 minutos y se deja enfriar para poder manipularlo. Mientras, prepara el zumo de naranja y las ralladuras. Machaca un poco los anises. 

Cuando el aceite esté frío, coge un bol grande y mezcla amasando bien todos los ingredientes de la lista y echando la harina poco a poco. Cuando la masa ya no se te pegue en las manos, comienza a hacer bolitas pequeñas (que te quepan en la palma de la mano) haz un agujerito en medio y moldea. También puedes hacer palitos, y unirlos en el final. Dependerá de cómo te guste más. 

 A continuación corta la masa de forma trasversal con un cuchillo para que se abran un poco. Cuando tengas las rosquillas hechas, ¡es hora de freír! Ve friéndolas poco a poco en abundante aceite medio/fuerte y las vas sacando a escurrir cuando vayan estando doradas, aunque tienen que salir casi secas de la sartén. Puedes espolvorearlas con azúcar. 



Truco de mamá: Para que no te salga espuma en el aceite al freír las rosquillas, pon un palillo o dos en el aceite. ¡Ya verás el resultado!





No hay comentarios:

Publicar un comentario