Espirales con paté, receta especial de mamá

Espirales con paté, 
receta especial de mamá


Ingredientes:

  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • ajo
  • salsa de tomate
  • 1 lata de paté
  • Aceite
  • Sal
  • Azúcar
  • Laurel

La verdad es se que mi madre cocinaba la pasta de un montón de formas, y nunca la hacía como los típicos macarrones con tomate. Hacía diferentes salsas y ésta era la más especial. 
Con paté. 
Mi casa estaba siempre llena de gente, de amigos, de niños, y mis padres tenían sus puertas abiertas siempre para todo el mundo. Ésta receta en concreto la hacía cuando venían Jorge y Daniel, dos niños que se convirtieron en sus otros dos niños y les encantaba. 


Para empezar, prepárate los ingredientes y prioriza: desde lo que más tarda hasta lo que se hace más rápido. 


Lo ideal sería comenzar con hacer una salsa de tomate casera, pero si no tienes tiempo, puedes usar tomate frito ya hecho. Para hacer la salsa de tomate, puedes hacerla o bien cogiendo tomates, pelándolos, etc... o simplemente coger una lata/ bote de tomate triturado en conserva. Te facilita el trabajo, y la verdad es que son buenos.  


Lamina un diente de ajo, y échalo a freír en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva. Dóralos sólo, no los quemes, ahora añade el tomate triturado y sal. Ahora, añade una cucharadita de azúcar y remueve. Déjalo cociendo a fuego medio durante unos 5 minutos. Remueve de vez en cuando.Ya tendrías una salsa de tomate sencilla. 


Vamos a por la pasta. Cuece la pasta y en el agua añade un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal, un diente de ajo y una hoja de laurel. Mientras se cuece la pasta, pica la cebolla, el pimiento y el ajo. 


En una sartén pon 3 cucharadas de aceite de oliva y cuando el aceite esté caliente echa lo que acabas de picar a freír. Tienes que hacerlo a fuego medio para que no se queme y se haga bien. Verás que está hecho porque todo se queda muy blandito y la cebolla es casi transparente. Ahora, añade la lata de paté. Te sirve cualquiera pero no uses de pato, mejor de cerdo, de los de untar de los bocatas o campaña o a la pimienta. 


Sofríelo sólo unos segundos y ahora añade la salsa de tomate. Déjalo todo a fuego lento y mientras aprovecha a preparar la pasta. Ya estará cocida.  No la cuezas mucho o los espirales se desharán. 
Ahora escúrrela y pásala por debajo del agua del grifo fría para eliminar almidón. 
Añade la pasta a la salsa, remuévela bien y sube el fuego.  Pasados unos minutos removiendo con cuidado ya estará caliente por completo y ¡lista para comer! Te encantará. 




Truco de mamá: al echar el azúcar a la salsa de tomate, eliminas la acidez del tomate y además le da un sabor más sabroso. Si no haces mucha cantidad, con un bote o lata de paté  te servirá, pero si es para mucha gente, duplica los ingredientes y pon dos latas. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario