Espaguetti Frutti di Mare (receta propia)

Espaguetti Frutti di Mare (receta propia) 

Ingredientes:

  • 250gr. de mejillones
  • 250gr. de almejas
  • 10 gambones
  • 2 calamares/ chipirones pequeños
  • Ajo
  • 1 Cebolla francesa
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 6 cucharadas de tomate frito
  • Agua
  • Aceite
  • Sal 
  • Cayena 





No sé si podría decir que esta es la forma de la que más me gustan los espaguetti, la verdad es que adoro el marisco, y si encima tiene todo un sabor marinero, me gusta más. Esta es mi receta casera y propia del frutti di mare. Lo he llamado así porque en los restaurantes italianos es como suelen llamar a la pasta con marisco, pero vamos, podría ser así: pasta con marisco. Y esta receta es ciega, es decir, no lleva las conchas para que no tengas que limpiar el marisco mientras te lo comes. 


Prepara los ingredientes: pon la pasta a cocer. Lava bien los mejillones. Por dentro y por fuera; para esta receta no hace falta que les saques brillo porque sólo vamos a usar la carne del mejillón. Ábrelos en una cazuela con 2 dedos de agua y una hoja de laurel y una pizca de sal. Reserva la carne y deshecha las conchas. 
Pon las almejas a remojar en agua con sal durante al menos 20-30 minutos para suelten la posible arena. Ábrelas de la misma forma que los mejillones, incluso en la misma cazuela para no manchar tanto. Si aún así siguen con arena, pásalas por debajo del grifo una a una. Reserva la carne y deshecha las conchas. 
Pela los gambones y córtalos en trocitos no muy pequeños. Puedes dejar alguno entero y pelado para que se vean después. 
Limpia bien los calamares o chipirones. No tienen que ser muy grandes. Para limpiarlos, sólo tienes que vaciar la bolsa y lavarlos por dentro y lavar bien los tentáculos. Para esta receta, elimina la piel para que no dé color a la receta (ya sabes, se queda morado/marrón y no nos interesa ahora) Corta los calamares en anillas y las patitas sólo a la mitad para que se vean. Puedes usar si no, anillas de calamar ya limpias.


Mientras haces todo esto, la pasta ya está cocida. Escúrrela, refréscala para eliminar almidón y resérvala. Hazla al dente, que esté un pelín durita porque luego terminará de hacerse y si no te va a quedar muy pastosa. 

Pica una cebolla francesa y lamina los dientes de ajo. Mide el agua, el vino y el tomate. ¿ya lo tienes todo? pues a cocinar. 

En una cazuela echa 5 cucharadas de aceite y añade la cebolla picada y el ajo laminado. Sofríe todo pero que esté transparente, no muy frito.  Echa una pimienta cayena entera a sofreír y dale vueltas. Le dará un toque de picante al plato pero la tienes que retirar después ¡no sea que alguien se la coma!
Ahora añade el vino blanco. Usa un vino que sea bueno, si usas vinos malos para cocinar no sabrá igual. Si te lo beberías, úsalo entonces para cocinar. 


Deja que se evapore el alcohol, añade el agua y el tomate frito. Remueve todo y deja cocer. 


Ahora en una sartén saltea con un poquito de aceite los calamares durante 4 minutos y pasado el tiempo añade el gambón. Sofríe un minuto removiendo y añádeselo a la salsa. Así evitamos que el calamar se cueza porque lo queremos frito. Añade también los mejillones enteros y las almejas. Prueba el punto de sal y ajusta. Deja cocer unos 2 minutos. Si ves que se reduce más, ajusta con agua y tomate frito. 


Ya sólo queda echar la pasta. Añádela y remueve todo bien. Deja cocer un par de minutos removiendo para que la pasta coja el sabor y se mezclen bien los sabores. ¡Ya lo tienes! 


Truco: Si no tienes almejas frescas, úsalas de lata, pero lávalas bien para eliminar el sabor de la conserva. Puedes usar anillas de calamar limpias si no los quieres limpiar tú, pero no uses mejillón de lata. Lo encuentras ya cocido pero no lo uses en conserva para esta receta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario