Lentejas Caseras "Light"



Lentejas Caseras "light"

A mi madre le encantaba la verdura. ¡Cualquiera de ellas! Y siempre que podía la metía en todos los platos. Y a mi padre le encantaban los platos de cuchara.
En casa nunca se han comido los platos de cuchara muy grasos, porque no nos gustaban, por eso esta receta de lentejas es, como diría ella, “lentejas light”.


Ingredientes:


  •        Lentejas
  •        2 patatas
  •       2 zanahorias
  •        1 puerro
  •        1 rama de apio
  •        1 hoja de laurel
  •        1 cebolla
  •        3 dientes de ajo
  •        Aceite
  •        Agua
  •        Sal
  •        Chorizo (opcional, y no tan light)


Pela todos los ingredientes. El apio, el puerro y las zanahorias córtalos en trocitos medianos por si hay alguien que no le gusta que puedas retirarlos. Las patatas córtalas en cuadraditos y el ajo y la cebolla se dejan enteros para poder retirarlos.


Para las lentejas, hay gente que las pone en remojo el día anterior, pero mi madre tenía un truco que encontrarás más abajo. Pon 1/2 taza de lentejas secas por persona. 

Pon todos los ingredientes en una cazuela, echa las lentejas precocidas o escurridas si las has tenido la noche anterior a remojo. Ahora toca el agua. Para saber cuánta agua se echa, lo único que tienes que ver es que todos los ingredientes estén cubiertos de agua. Es decir, uses la cazuela que uses, tiene que quedar todo cubierto, pero sin que todo flote. 
Cubre todo con agua, echa un chorro de aceite de oliva, dos hojas de laurel y una cucharada sopera de sal. 

Deja hervir durante unos 30 minutos ¡¡y a por la cuchara!! Le puedes echar chorizo pero entonces, ya no será tan light. Si echas chorizo, mételo cortado en trozos a la vez que el resto de ingredientes. 


Si ves que el agua se reduce mucho durante la cocción, echa un poco más. A mí me gustan algo caldositas.

Si te gustan más espesas, deja que cueza un poco más para que reduzca. 

Truco de mamá: Para evitar tenerlas en remojo, cuece las lentejas solas en agua durante unos 10 minutos o hasta que el agua tenga como un color marrón.  Y si te sobran una vez terminado el plato, puedes congelarlas (pero retirando la patata) o triturarlo y hacer un puré. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario