Cómo cocer Pulpo

Cómo cocer Pulpo


Ingredientes para la cocción:
  • 1 pulpo fresco
  • Sal
  • Laurel
  • Agua
Es verdad que hay gente que no sabe cocer un pulpo en su punto, pero mi madre sabía hacerlo, me enseñó a cocerlo y después a cocinarlo. 
Primero os voy a enseñar cómo se cuece y después una receta rapidísima para hacer pulpo a la gallega.




Lo primero es tener un buen pulpo. Tiene que ser fresco, no cocido claro, pero no pasa nada si está congelado. Si es así, déjalo descongelar en la nevera. 


El truco para cocer bien un pulpo es dejarlo 20 minutos por cada kilo de pulpo. Si tienes un pulpo de 2 o 3 kilos serían 40 o 60 minutos. 


En una cazuela grande, mete el pulpo. Mi madre lo hacía en olla express para ahorrar tiempo, pero yo lo hago en cazuela. Cúbrelo de agua hasta arriba, echa una cucharada sopera de sal, si es grande el pulpo; no te preocupes por la sal, porque después cuando lo cocines la puedes ajustar, así que si echas menos, no pasa nada. Echa un par de hojas de laurel y a cocer según el peso/ tiempo. 


Vas a ver que el pulpo mengua muchísimo cuando se cuece y cambia a ese color moradito tan caracterísitco. Por eso, cuanto mayor sea el pulpo, mejor, pero si es pequeño se puede usar para otras recetas.


Cuando haya pasado el tiempo, sácalo del agua y déjalo enfriar. 


Truco de mamá: Una vez cocido y frío, lo puedes partir y congelar por raciones, así tendrás para más ocasiones. 




Receta de Pulpo a la Gallega: 


Ingredientes: Pulpo, patatas, pimentón dulce, pimentón picante, aceite de oliva y sal gorda.


Ya tienes cocido el pulpo, ahora hay que cocer las patatas. Las puedes cocer en el agua del pulpo el día que lo cuezas, pero si no, las puedes incluso hacer en el microondas. Pela y corta las patatas y córtalas en panadera, pero no muy finas, para que no se deshagan. 


Una vez cocidas, colócalas en una fuente o plato, cubriendo el fondo. A continuación corta el pulpo en rodajas y colócalo encima. Espolvorea pimentón dulce y al final un poco del picante, pero no mucho si no te gusta que pique demasiado. Rocía todo bien con aceite de oliva de forma generosa y mételo en el microondas durante un minuto. Sácalo, echa sal gorda por encima, y ¡listo! 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada