Cocido Madrileño de Mamá

COCIDO MADRILEÑO AL ESTILO DE MAMÁ

Ingredientes:

  • 1k de garbanzos
  • ½ k de pollo en trozos
  • ¼ de carne de morcillo
  • 1 trozo de tocino blanco
  • 1 carcasa de pollo
  • 1 hueso de jamón
  • 1 hueso de babilla fresco
  • 6 zanahorias
  • 2 patatas
  • 3 ramas de apio
  • 2 puerros
  • 100g de judías verdes planas
  • Colorante alimentario          

Os confieso que el cocido madrileño es mi plato favorito. De siempre, pero también confieso que no todos los cocidos me gustan. Me gusta el de mi madre. Lo más curioso es que el cocido de mi madre es amarillo y ahora ya no puedo comer un cocido blanco. Pero la culpa de esto, la tiene mi padre. ¡Él nunca comía nada que fuera de color blanco! Por eso nuestro cocido era y sigue siendo amarillo.

Además es un cocido que apenas tiene grasa, porque usa más verdura, y no usa chorizo, ni morcilla y se hace en olla exprés.
La noche anterior se dejan los garbanzos en remojo. 

Pela y lava bien la verdura y lava los garbanzos. Corta en trozos de unos 10 cm el puerro y el apio, y el resto de verduras, déjalas enteras para que no se deshagan. Se lava toda la carne, huesos... Una vez todo lavado se pone en la olla exprés, se añade un poco de colorante y una cucharada sopera de sal y se cubre de agua hasta el máximo que te permita, así te saldrá más caldo.
Se deja cociendo aproximadamente 50 minutos.

En el momento que vayas a sacar todo, lo primero que tienes que sacar es la patata y apartarla para que no te espese el caldo.
Es importante colar el caldo antes de hacer la sopa de cocido para que sea más fina y no tenga posibles “pieles” de los garbanzos.
Retiras el caldo colado en otro recipiente y pones una parte de ese caldo en un cazo para hacer la sopa, media taza por persona, y añades un puñadito de fideos (mejor cabellín) por comensal. Una vez esté cocida la pasta, puedes añadir más caldo según el gusto de cada uno. En una bandeja colocas la carne y la verdura y en otra los garbanzos para servir. Primero se sirve la sopa y luego el resto. Lo mejor, ¡es que lo puedes congelar!

Truco de mamá: si te sobra cocido, no congeles la patata. Si te ha quedado guárdala para la cena pero no la congeles con el resto o te estropeará el caldo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario