LOMO DE CERDO EN SALSA DE MANZANAS

Ingredientes:



(olla express) 
  • 1 pieza de lomo de cerdo fresco 
  • 1/2 tomate pelado
  • 2 cebollitas francesas
  • 2 zanahorias grandes
  • 2 manzanas grandes
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra molida
  • 1 hoja de laurel
  • Agua








Esta receta de carne asada es muy fácil de hacer. Aún recuerdo cuando mi madre nos la hacía muchos domingos. Primero porque es rápida de hacer, y segundo, porque lo que te sobre lo puedes congelar y tenerla lista para otro día. 

Cuando vayas a comprar la pieza de lomo de cerdo, que sea fresco, de 1k o 1k 1/2 aproximadamente, y pide a tu carnicero que la encuerde. Es decir, que le ponga la malla para que la carne no se abra al hacerla. 


Como siempre hacemos antes de ponernos manos a la obra, prepárate todos los ingredientes que vayas a utilizar para que cuando los necesites en su momento justo, los tengas listos y puedas seguir la receta.  Pela el tomate, las zanahorias, las manzanas y la cebolla. Córtalo todo en pedazos medianos. No lo hagas muy pequeño para que estén bien durante la cocción. ¿Ya lo tienes? Pues adelante. 


Para comenzar, vamos a sellar un poco la carne. Cubre con el aceite el fondo de la olla, salpimenta la carne  y cuando el aceite esté caliente, añade la pieza de lomo. Dórala por todos los lados. Cuando esté listo, sácalo y reserva. A continuación añade en ese mismo aceite el tomate y las cebollas. Echa una pizca de sal y sofríe un poco. Si ves que te falta aceite, añade un poco más. Cuando esté la cebolla rehogada, añade la zanahoria y la manzana en trozos. Fríe un poco todo removiendo de vez en cuando, más o menos durante un par de minutos. Añade ahora la pieza de carne reservada. Remueve y ahora cubre todo con agua. No eches mucha agua. Calcula que la pieza está en el fondo y el agua tiene que cubrirla por arriba ligeramente. Si echas mucha agua no tendrás una buena salsa. 


Echa sal al gusto y la hoja de laurel. Cierra la olla y a cocer. Si es olla rápida, ponlo 40 minutos y si es olla expres 1 hora. La carne se hace sola por lo que podrás estar haciendo otras cosas mientras tanto. 


Una vez cocinada la carne, sácala y filetea la pieza. Puedes hacer filetes finos o más gruesos, como a ti te guste más. La salsa la vas a hacer con lo que queda en la olla. Retira la hoja de laurel y bate todos los ingredientes que haya en el fondo de la olla. Si ves que queda mucho caldo, retira un poco. Siempre podrás añadirla después al batir. Aquí también depende si te gusta la salsa más líquida o más espesa. 


Ya no queda casi nada. Cubre los filetes con la salsa que has batido y ¡listo! lo puedes acompañar de un puré suave de patatas o un arroz blanco. ¡A disfrutar!


Truco de mamá: Puedes congelar la carne con la salsa en diferentes tupper y así la vas sacando en diferentes días. 




PATATAS VIUDAS DE MI HERMANA RAQUEL

Ingredientes: 

1k. de patatas
1 cebolla
1 pimiento rojo
1 tomate
1 hoja de laurel
1 diente de ajo
3 o 4 granos de pimienta
1/8 vaso de vino blanco
Tomillo
1/2 cucharadita de pimentón
Harina y perejil
Nuez moscada
Aceite de oliva y sal
Agua






¡Adoro las patatas! Me da igual cómo comerlas: fritas, asadas, cocidas, guisadas... de cualquier manera están deliciosas. Mi hermana me ha pasado esta receta de sus "patatas viudas", que se llaman así porque van solas. No van con setas, ni con costillas, ni con nada. Sólo patata y para los días de frío, comerlas calentitas es una delicia.

Como siempre, vamos a preparar todos los ingredientes antes de empezar a cocinar. De esa forma, lo tendrás listo en el momento que se necesite.

Pela, lava y corta las patatas en cuadrados. Mi madre decía que la patata, para guisarla, no se cortaba en cuadrados, que había que arrancar como bocados. Eso se hace sujetando el cuchillo, haciendo un corte pequeño y tirando. Si no te sale, haz cuadrados que va a salir igual de bueno. Pela el tomate y trocéalo. Lava el pimiento y córtalo en cuadrados. Pica la cebolla. ¿Tienes todo lo demás preparado ya? Pues empezamos.

En una cazuela, cubre el fondo con aceite de oliva virgen y sofríe la cebolla. Añade el tomillo y el laurel. Cuando esté listo añade el pimiento y cuando le quede poco para sofreírse, añade el tomate. Remuévelo todo bien. A continuación vamos a rehogar las patatas. No se trata de freírlas si no de rehogarlas Dales vueltas para que se mezclen con todos los ingredientes.

Mientras se rehogan, tienes que hacer un majado. Coge un mortero y machaca el ajo con la pimienta, un poco de sal, un chorrito de vino y el perejil.

Echa a la cazuela una cucharada de harina y 1/2 cucharadita de pimentón dulce, si es de la Vera, mejor. Remueve todo bien (recuerda que aún no has echado el majado). No lo dejes mucho tiempo, porque si el pimentón se quema, amarga y sabrá malo. Ahora, echa el agua, que cubra las patatas y añade el majado y deja cocer hasta que estén las patatas blanditas.

Prueba de sal unos 5 minutos antes de apagar y las pones a tu gusto. ¿Hace frío o llueve y te apetece algo calentito? Pues esto es rápido, sano y te van a solucionar la comida.




Canelones al horno. ¡Sin cocción!

Ingredientes: 
10 canelones cerrados (pasta seca)   
100gr. carne picada
3 cucharadas tacos de queso
1 taza de tomate triturado
2 cucharadas de nata líquida
1 cucharadita de orégano
sal, mantequilla y queso para gratinar 
   


Os traigo una versión muy rápida de una receta de canelones para hacer en el horno y muy rápida. La verdad es que las veces que he hecho canelones, los he hecho como mi madre los hacía. Primero cocía la pasta, luego la ponía sobre un paño limpio, luego rellenando... en fin, que mucho me tenían que apetecer para hacerlos, pero el otro día, vi la pasta italiana ya hecha y me dio una idea estupenda. Tras leer bien las instrucciones, me atreví a probar. ¡No se tarda nada! Solo hay que prepararlo y que el horno haga su trabajo. 

La pasta en cuestión son canelones secos, (cannelloni) pero ya están formados. Los vas a encontrar en muchos supermercados. Como vamos a usar el horno, recuerda, pre-caliéntalo a 200º. 

Lo primero que vas a hacer es sazonar la carne con un poco de sal.  Yo usé sal ahumada pero cualquier sal te sirve. Ahora ve metiendo poco a poco la carne en los tubitos. Un poco de carne, 3 o 4 daditos pequeños de queso (yo he usado la bolsa de queso preparado para ensaladas, que ya viene cortado, pero si no tienes, usa cualquier queso) y luego otra vez carne. 

Unta el fondo del molde/fuente que vayas a usar con mantequilla y ve colocando todos los tubitos rellenos. En esto no tardas más de 5 minutos, y es mientras el horno se calienta. 

Ahora abre un bote de tomate triturado, mézclalo con 2 cucharadas grandes de nata y el orégano. Cubre todos los tubitos con esta mezcla. Tapa la fuente/molde con papel de aluminio y mételo en el horno unos 40 minutos. Si tu horno es de aire, entonces la temperatura será 170º pero el tiempo, el mismo. ¡Preparar todo me ha llevado 10 minutos! ahora es el horno el que va a trabajar, y mientras puedes hacer otra cosa. 

Pasados los 40 minutos, sácalo del horno. Si se ha secado un poco, no importa, echa un par de cucharadas de tomate más. Añade unas pizcas de mantequilla y queso para gratinar y mételo en el horno a 250º durante un par de minutos o hasta que veas que el gratinado está a tu gusto. ¡Ya está!

Truco: Puedes rellenarlos de verduras que te hayan sobrado, de atún con pimiento y cebolla, de lo que más te guste. Lo mejor, no lleva bechamel y además he tardado 10 minutos en hacerlos. ¡Están deliciosos! 

Arroz integral con setas, trigueros y marisco



Arroz integral con setas, trigueros y marisco

Ingredientes: (2 personas)

  • Arroz integral
  • 250gr. de setas variadas
  • 100gr de espárragos trigueros
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 tomate 
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 de cebolla
  • perejil, sal, colorante
  • Aceite de oliva virgen
  • 6 gambones grandes





Estamos en otoño, temporada de setas, y la verdad, las setas están buenísimas de cualquier forma. Pero esta vez vamos a hacer una receta muy sana, con arroz integral.

Prepárate los ingredientes, como siempre. ¿Ya? Pues empezamos. 

Pica el pimiento rojo, el tomate y la cebolla y ponlo a sofreír junto a 2 dientes de ajo pelados en una sartén antiadherente con 3 cucharadas soperas de aceite. Cuando esté listo, añade las setas limpias y troceadas si son muy grandes, y si no, enteras. Es mejor que sean variadas, le dará mejor sabor, 

Ahora añade los espárragos trigueros y sofríe todo. Echa los gambones para que se vayan haciendo, pero no mucho, porque cocerán. Ahora añade el arroz y sofríe durante 1 minuto. Echa 3 partes de agua por 1 de arroz. El arroz integral tarda más en hacerse y necesita más agua, así que si ves después de consumirse aún queda un poco duro, echa una parte más de agua. Añade sal y perejil a tu gusto. 

El arroz integral lo puedes encontrar en cualquier supermercado. Verás que fácil y delicioso es. 

Truco: Ahora venden unos envases con arroz integral pre-cocinado. Lo puedes usar. Tan sólo echa 1 tacita de agua en el paso de antes de echar arroz. Deja cocer unos minutos y añade el envase de arroz. Remueve y deja 2-3 minutos para que coja sabor y caldo. Rapidísimo. 

Pollo con setas y albahaca

POLLO CON SETAS A LA ALBAHACA

Ingredientes: 

  • 4 contra muslos de pollo
  • 1 diente de ajo
  • 250gr de setas
  • 2 tomates
  • 1 manojo de albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Sal



Me encanta el olor y el sabor de la albahaca fresca. Normalmente la utilizo seca en ensaladas porque le dan un buen sabor, pero usada en fresco y en un plato de pollo está deliciosa. 
Esta receta es muy rápida y en la mayoría de los mercados venden manojos de albahaca fresca. 



¿Qué hacemos siempre antes de empezar? ¡Preparar los ingredientes! 

Lava bien los contra muslos de pollo. Yo suelo lavar el pollo. Es una costumbre de mi madre. Hay gente que no lo hace, pero prefiero hacerlo. 

Lava, pela y trocea los tomates. Con un cuchillo afilado es muy fácil pero si no, los escaldas en agua hirviendo y la piel sale sola. Lava bien las setas y que sean grandes. Las de las bandejas de los súper que están frescas son ideales para éste plato. 

Lava bien la albahaca. Cuando es fresca, viene en ramas. Así que utiliza unas 5 ramas, pero sin los tallos. Sólo las hojas y lava alguna más para decorar. 

Ahora en una sartén o cazuela, echa unas 4 cucharadas de aceite de oliva virgen. Añade el pollo y dóralo por ambos lados. Cuando vayas a dorar la segunda cara, echa las setas para saltearlas. 

Mientras se hace este paso, coge una batidora o robot y tritura los dos tomates, con la albahaca y el ajo. No lo batas mucho, que se vea lo que lleva, no queremos un puré. 

Cuando veas que el pollo y las setas están salteados (cuidado no lo quemes) añade ésta mezcla. Remueve todo bien,  sofríe 1 minuto y añade 1/2 vaso de agua. Prueba de sal y que esté a tu gusto. Ceja cocer unos 10 minutos. Si ves que el agua se consume mucho, ve añadiendo poco a poco. La salsa que tiene que quedar, no es muy líquida, lo puedes ver en la imagen. Remueve con cuidado para que no se te rompan las setas. Pasados los 10 minutos, ya está listo! Retira, sirve y decora con albahaca fresca. ¡Está riquísimo! 

Truco: si no quieres sofreír el pollo, mételo en el microondas unos 4-5 minutos y después lo doras un poquito. Está igual de rico. 


Falsos espaguetti de calabacín con setas y trigueros

FALSOS ESPAGUETTI DE CALABACÍN
 CON SETAS Y TRIGUEROS

Ingredientes: 

  • 1 calabacín grande
  • 250gr de setas variadas congeladas
  • 10 espárragos trigueros
  • 1 cucharada aceite de oliva 
  • Sal y pimienta


Cuando estás a dieta, siempre acabas comiendo lo mismo, verdura cocida,  y a veces te aburre. Bastante tediosa es ya una dieta para que encima te aburras. Esta receta es genial. Son unos falsos espaguetti de calabacines, y en lugar de hacer pasta, será el calabacín el que haga esa función. 

Esta receta sirve para KOT, Pronokal... Y te la voy a explicar paso a paso. Aunque no estés a dieta, si te apetece hacerla, hazla porque está deliciosa y es muy sana. También es un plato vegetariano al 100%. 

Empezamos. Prepara los ingredientes. 

Ahora, lava bien el calabacín y córtalo en láminas de 1/2 cm de grosor. 

Como en la imagen. 









Seguidamente, haz tiras con cada una de las láminas. 
Que no sean ni muy gruesas ni muy finas para que no se te rompan y mételas en un plato en el microondas a máxima potencia durante 6 minutos. 









Ahora vamos a preparar las setas. Es importante que utilices setas variadas y para mí es importante que sean congeladas y que lleven boletus porque le dan el toque especial al plato. Hay muchas marcas de setas en las grandes superficies como en Carrefour, Hipercor, pero las que yo he utilizado, son de La Sirena. Los espárragos trigueros también son de La Sirena. Al tener verdura congelada y sin aditivos, te aseguras que siempre van a tener verdura fresca. 






A continuación en una sartén, pon una cucharada de aceite de oliva virgen. Y añade las setas enteras y los espárragos cortados. Añade sal y sofríe a fuego medio. Verás que va saliendo un jugo delicioso, y éste será el que haga la salsa de nuestro plato. Remueve de vez en cuando, y no dejes que se consuma el líquido de la cocción. Si ves que te pasas, añade un poco de agua, no mucha, y deja unos 30 segundos cocer. 
Añade las tiras de calabacín ya pre-cocidas. Prueba de sal, añade pimienta negra o blanca y remueve. 


Ya tienes tus Espaguetti! ¡Y están deliciosos! ¿Sabes cuánto se tarda? ¡12 minutos!
No dejes que tu dieta te aburra. 







Ensalada con champiñón y salsa de mostaza

ENSALADA CON CHAMPIÑÓN Y SALSA DE MOSTAZA

 Ingredientes: 

  • 1 paquete de lechuga mezclum
  • 6 champiñones
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • Agua
  • 1/2 cucharada de aceite oliva 



Seguimos con las recetas para dietas hiper proteicas. Esta vez se trata de una ensalada que puedes comer como primer plato. Es ración para 1 persona. Recuerdo que yo hacía un primer plato, como este, después un plato más fuerte de vegetales como la berenjena rellena de verduras y de postre un sobre de proteínas. Te sirve para las recetas de Dietas con Kot y Pronokal sin problema. Además también sirve como receta para vegetarianos. 









Prepara los ingredientes: Lamina los champiñones y mételos en el microondas 2 minutos. Sin nada más. Sólo los champiñones. 

Coloca en un plato la lechuga que quieras comer. Ahora en una sartén, pon la 1/2 cucharada de aceite y añade los champiñones previamente pre-cocidos en el microondas. 

Sofríe un poco, añade la mostaza y remueve todo bien. Ahora añade 1 dedo de agua. Mídelo con un vaso. 

Déjalo en la sartén a fuego fuerte durante 1 minuto. Si ves que quieres más salsa, pon 1 dedo más de agua y deja cocer otro minuto. Remueve todo bien para que ligue, y ya lo tienes. 

Truco: Si quieres, puedes dejarlo enfriar. Se puede comer tanto en caliente y tendrás una ensalada tibia, como en frío. Como tú prefieras!



Berenjenas rellenas de verduras

BERENJENAS RELLENAS DE VERDURAS

Ingredientes: 

  • 1 berenjena
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate 
  • 4-5 champiñones
  • Cebolla y ajo en polvo
  • Aceite de oliva, sal, pimienta y agua
Cada año, después de Año Nuevo, empezamos con los buenos propósitos, y tras los excesos de las Navidades, uno de ellos es "ponerme a dieta". Hace tiempo hice una dieta protéica y me cansé de comer cada día lo mismo, verdura al vapor, así que empecé a hacerme recetas para poder comer de una forma diferente y acorde a mi dieta. Estas recetas sirven para las dietas hiper protéicas tipo KOT, Pronokal, etc...
Son diferentes pero muy sabrosas y así te será más fácil seguir la dieta. 

Como siempre, preparamos los ingredientes. Lava bien todos los vegetales. Para preparar la berenjena, elimina la parte de arriba. Símplemente, córtala con un cuchillo, y pártela a la mitad. 

Pica bien el champiñón y el pimiento verde, y trocea el tomate, pero aún no lo juntes todo. 
Vamos a usar microondas. Lo primero que hay que hacer es poner la berenjena en un plato y meterla al microondas durante 4 minutos. Ahora dale la vuelta y ponal a potencia máxima otros 3 minutos. De esta forma ya tendrás cocida la berenjena. Pudes cocerla también en agua. En ese caso como unos 10 minutos. 

Mientras la berenjena se hace, mete en el vaso de una batidora el tomate troceado y tritúralo. Sólo el tomate. 

Cuando ya esté la berenjena, sácala. Mete ahora el pimiento con el champiñón unos 3-4 minutos en el microondas a potencia máxima, y mientras, saca la pulpa de la berenjena. Para hacerlo, usa un cuchillo tipo puntilla. deja medio cm por cada lado. Cuando esté cortado y con la ayuda de un tenedor saca la pulpa.

Pica la pulpa mientras se termina de hacer el pimiento con el champiñón. 

Ahora, en una sartén pon 2 cucharadas de aceite de oliva. En estas dietas ese es el máximo, pero como esto lo puedes comer en 2 días, puedes usar 2. Ahora añade al aceite una cucharada de ajo en polov, una cucharada de cebolla deshidratada y añade todo lo picado: chmpiñón, pimiento y berenjena. Reserva el tomate triturado. 

Sofríe todo bien y salpimenta. Ahora, añade el tomate y 2 dedos de agua. Deja que sofría un poco más y rellena la berenjena. ¡Listo!

Truco: Si quieres gratinarla y tu dieta no es tan estricta, haz una bechamel ligera con leche destanada y harina integral. La cubres y la metes al horno a 200º unos 4 minutos.  




Merluza con almejas y gulas de la tía Julia

MERLUZA CON ALMEJAS Y GULAS DE LA TÍA JULIA

Ingredientes: 

  • 1 merluza en rodajas
  • 250gr. de gulas
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 500gr de almejas
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva
  • Sal y harina



Mi tía Julia es una de las mejores cocineras que conozco. Es la que está en medio. 
Hace unos años, incluso publicó un libro de cocina para la familia lo tuviera y así compartir sus recetas. Además, suele dar clases de cocina. Cocina de forma totalmente diferente a la de mi madre pero sus platos están deliciosos. A lo mejor ésta rceta te sirve como plato para esta Navidad.

Para empezar, como siempre preparamos los ingredientes. 
Además, esta receta lleva horno, así que pon a precalentar el horno a 180º. 

Coloca las almejas en agua con abuntante sal para que suelten la arena durante unos 20 minutos. 
Corta la cebolla en trocitos muy pequeños. Ahora, en una sartén, pocha la cebolla con aceite de oliva virgen a fuego muy lento. Que se vaya haciendo despacito. 

Mientras, reboza en harina la merluza (pero poca harina) y fríela un poco, no demasiado porque se terminará de hacer en el horno. Escurre y reserva.

¿La cebolla está pochada? Pues ahora, tienes que batir la cebolla junto con el caldo de pescado. Que esté bien batida y triturada.  Coloca esta salsa en el fondo de una fuente de horno. A continuación, coloca las gulas, que van a ser la "cama" de la merluza. Pon encima las rodajas de merluza, y por último, las almejas.
Prueba de sal, ajusta a tu gusto y mete la bandeja en el horno durante unos 10 minutos y sirve inmediatamente. Si quieres mantener el calor porque no vas a servirla, baja el horno a unos 40º para que se mantega, pero no cocine. 

¡A comer!  

Truco de la tía: Mi tía dice que para que la cebolla no sea tan fuerte, es mejor ponerla en agua templada con sal durante unos 30 minutos antes de pocharla. ¿Probamos? 

Bocaditos de pasta kataifi con huevos de codorniz y foie

Bocaditos de pasta kataifi con huevos de codorniz y foie

Ingredientes:



  • 1 paquete de pasta kataifi
  • 6 huevos de codorniz
  • 1 lata/ paquete de foie
  • mantequilla
  • molde para magdalenas/ cupcakes
  • Aceite de oliva para freír


Llevaba muchísimo tiempo buscando la pasta kataifi desde que la probé en una fiesta y rodeaba un pincho con un langostino, y por fin la encontré. El otro día la vi en la zona de refrigerados del Alcampo. Estaba justo al lado de las masas. Anímate y prueba a hacerla. Tiene infinidad de posibilidades pero es esta ocasión he hecho unos bocaditos deliciosos.


Prepara los ingredientes. Importante, como siempre digo. El fabricante de la masa aconseja sacarla media hora antes de usarla de la nevera para que sea más manejable.


Suelta la masa como indica el fabricante. 

Precalienta el horno a 210º-220º

Prepárate los huevos de codorniz , yo suelo cascarlos en un bol pequeño (en dos) para que no caiga ninguna cáscara dentro. Porque además la cáscara del huevo de codorniz es más dura que la de gallina. así que casca dos huevos en dos boles y reserva. 

Ahora, coge el molde de las magdalenas. Yo uso uno de silicona que tengo, pero te sirve de metal, cualquier forma que te sirva para hacer niditos. Ahora, coloca la pasta dentro haciendo como un círculo y rellena un poco el fondo. Ahora, mete dos cucharadas de mantequilla a derretir en el microondas. Pinta la pasta ya en el molde con la mantequilla. 

Hornea 5 minutos. Cuidado porque se hace en seguida! en 5 minutos lo tendrías. Ahora, coloca los nidos en una fuente. 


Es hora de freír los huevos de codorniz. Ve friéndolos poco a poco. Cuidado con la sal. El foie ya es bastante salado. Escurre bien los huevos para que no tengan exceso de grasa. Ahora, ve colocando un trocito de foie en cada nidito y encima el huevo. Ya esta!!!!! De verdad que es facilísimo! no se tarda nada! 



Truco: Puedes poner jamón serrano y pimiento del padrón frito en lugar del foie para hacerlo más ibérico. Puedes cocer el huevo y ponerlo sobre una base de mahonesa y atún. Hay miles de posibilidades!

Cus cus con gambón, lima y cilantro

Cus cus con gambón, lima y cilantro

Ingredientes:
16 gambones
1 tomate
1 manojo de cilantro fresco
1 cucharada ajo en polvo
Zumo de 1 lima
cus cus
Aceite de oliva
Sal


Hace no mucho que descubrí el cus cus. Es algo muy rápido de hacer, sirve como acompañamiento de muchos platos, pero en esta receta, he probado que la mezcla de la lima y el cilantro te deja un sabor delicioso. 

Éste plato está hecho para 4 personas, con una cantidad no muy grande, que sea un primer plato ligero. Puedes ampliar las cantidades si quieres que sea un plato único. 

Como siempre, para empezar, hay que preparar los ingredientes. 
Pela los gambones, pero no deseches las cabezas, porque su jugo te va a servir para darle sabor. Para sacarles el jugo, ponlas en un colador y machácalas. Reserva el líquido que sale. 

Ahora, ralla un tomate. Puedes usar un rallador normal, de los de queso, pero intenta que no haya piel. 
Lava bien el cilantro y pícalo muy pequeño. 
Exprime la lima y reserva. 

El cus cus se hace rápidamente. Hazlo como indica el fabricante. Usa una medida pequeña (un cuenco pequeñito para cada 2 comensales). Reserva el cus cus ya hecho.

En una sartén, pon 3 cucharadas de aceite de oliva virgen. Echa el tomate, la cucharada de ajo en polvo y el líquido resultante de las cabezas de los gambones. Sofríe todo bien. 

Ahora, añade el gambón y sofríelo bien. Añade la mitad del zumo de lima y el cilantro. Fríe unos segundos (como 10) y removiendo y añade el cus cus. Remueve todo bien y fríelo durante unos 2 minutos. No dejes de remover para que todo se mezcle bien. Ahora, añade el resto de zumo de lima y una cucharada de aceite crudo. Pruébalo de sal, y sazónalo a tu gusto. ¡Ya está! De verdad que está delicioso.

Truco: Puedes usar limón en lugar de lima y langostinos en lugar de gambones. 


Muslitos de pollo al jerez

Muslitos de pollo al jerez

Ingredientes:

  • 6 muslitos de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 vaso pequeño de jerez
  • 1 bandeja/ lata de champiñones
  • Sal, Aceite de oliva y agua
¿Cuántas veces has pensado que no sabes cómo hacer los muslitos de pollo que no sean asados en el horno, fritos o en un arroz? Pues ésta receta es muy sana, casi sin grasa y aunque lleve jerez, la pueden comer hasta los niños. Seguro que te gusta.


Para empezar....¡Si! preparamos los ingredientes. Si ya conoces este blog, sabrás que es lo que siempre digo. En la cocina hay que ser organizado, priorizar y tener una visión clara de todo lo que se va a utilizar en una receta.

Cuando los tengas todo listo, lava bien los muslitos de pollo. Elimina los restos de plumas que tengan. Ahora pica el ajo y la cebolla en juliana o trocitos pequeños. Los champiñones, si son en crudo y de bandeja, hay que lavarlos muy bien. Para limpiarlos, tienes que cortar la parte de abajo o volva: la que lleva la tierra. Pero no te pases cortando porque el tronco o pie también se come. Retira esa parte y lávalos. Ahora para quitar lael pie de lo que es el sombrero no lo cortes. Si retuerces un poquito con firmeza pero con cuidado, sale. Lávalo todo. Si no, puedes utilizar latas de champiñones enteros. Los lavas igualemnte para eliminar el líquido de la conserva y están igualmente ricos.

En una cazuela, pon aceite que cubra el fondo. Ahora añade el ajo y la cebolla. Sofríe lentamente. Echa los muslitos a sofreír. Ve dándoles vueltas para que se doren por todas partes. Cuando veas que están dorados, añade el jerez. Yo uso Pedro Ximenez, pero sirve cualquiera.

El olor que desprende es increíble. Deja que el alcohol se consuma. Esto ocurrirá pasado 1 minuto o así. Remueve bien. Ahora añade el agua. Empieza con 1 vaso y luego iremos viendo si se reduce mucho y el pollo aún no está cocido. Hasta ahora no hemos echado sal. Prueba la salsa y sala a tu gusto. 

Pasados 10 minutos de cocción, mira bien que no te quedes sin salsa. Y si tienes que ajustarla, ve echando de medio en medio vaso. Nunca 1 entero a la vez, salvo la primera vez. Añade los champiñones enteros. Si son en crudo, verás que sueltan mucha agua al cocer así que aquí cuidado con el agua que hayas echado previamente. Si son de lata, sueltan algo pero no tanto. Deja cocer otros 10 minutos. Vuelve a probar de sal y ¡listo!.

Truco: Puedes usar cualquier parte del pollo (excepto pechuga) y también lo puedes congelar.   

Frutos rojos a la menta

FRUTOS ROJOS A LA MENTA

Ingredientes:

  • 12 fresas
  • 1 pack de frambuesas
  • 5 ramas de menta o hierbabuena
  • 1 chupito de preparado de mojito o ron blanco
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Palitos de brocheta



La verdad es que hace mucho que no escribo una entrada, pero es que con tanto cambio no he tenido casi tiempo. Pero creo que la espera ha merecido la pena, porque la receta de este postre además de muy fresca, es deliciosa, rapidísima y de cara al veranito....


Lo primero que harás será lavar bien las frutas. Las fresas, las tienes que lavar con sus hojas, porque si se lo cortas antes, entrará agua en el fruto y pierde sabor. Así que siempre se lavan con las hojas.

Una vez lavado todo, ve insertando en los palitos de brocheta las frutas, intercalando una hoja de menta o hierbabuena. Fresa, menta, 2 frambuesas, menta... Elije para la brocheta las mejores frambuesas y que las fresas no sean muy grandes.

Ya lo tienes, pues ahora, en el vaso de la batidora pon 3 cucharadas de azúcar normal, 1 chupito de preparado de mojito que venden ya hecho, o si no, en su defecto, un chupito de ron blanco. Añade unas cuantas hojas de hierbabuena, y el resto de frambuesas del paquete que no hayas usado. Bátelo todo bien.

Cuando esté, mételo todo en la nevera durante una hora más o menos, para que esté bien fresquito. A la hora de servir, coloca la salsa en una jarrita para que cada uno se sirva.

¡¡¡ Ya verás cómo está la mezcla!!! ¡Impresionante!

Truco: Si lo van a comer niños, sustituye el chupito por un chupito de zumo de naranja.


Potaje de Vigilia de mi familia

Potaje de Vigilia de mi familia

Ingredientes:
  • 300gr. garbanzos
  • 300gr. espinacas congeladas
  • 1 trozo/ lomo bacalao salado
  • 1 cebolla francesa
  • 2 hojas de laurel
  • 3 rebanadas pan frito
  • 1 huevo cocido
  • 1 ajo
  • 6 o 7 hebras de azafrán en rama
  • Agua, sal y aceite de oliva

¡A mi padre le encantaba el Potaje de Vigilia! En realidad, a mi padre le gustaba todo lo que fuera de cuchara y que no fuera blanco... La verdad, mi madre solía hacerlo bastante y especialmente en Semana Santa y todos lo comían, menos yo. Como a mí no me gusta, nunca me interesé por aprender la receta, así que he tenido que llamar a mi tía Julia, experta cocinera también, y me ha dado la receta. Al final os pongo sus trucos propios, que son especiales. Estoy segura de que os va a encantar.


Antes de empezar a cocinar, el día anterior tienes que poner los garbanzos en remojo y el bacalao a desalar. Es importante que el bacalao esté en agua mínimo 24h. ve cambiando el agua.

Ya ha pasado el día, y ahora hay que ponerse manos a la obra. Tienes que cocer los garbanzos. lo mejor, usa una olla express. Echa los garbanzos lavados, añade agua, la suficiente para que los cubra y un dedo de altura más. Añade 1 hoja de laurel y déjalos cociendo unos 20 minutos. Si quieres, los puedes usar cocidos ya. Lávalos bien y te ahorras éste paso.

Desmiga el bacalao ya desalado y resérvalo.

Ahora, pica la cebolla muy picadita. En una sartén pon aceite de oliva, que cubra el fondo, y echa la cebolla a pochar. A fuego lento y que se poche bien.
Mientras, fríe las 3 rebanadas de pan. Para hacerlo sólo tienes que poner aceite en una sartén y freír el pan hasta que veas que está hecho por ambas partes (se queda de color marrón y muy crujiente). Escúrrelo un poco.

En un mortero, maja el diente de ajo con el pan y las hebras de azafrán en rama. Y lo echas a la sartén con la cebolla ya pochada. Echa otra hoja de laurel. Da un par de vueltas y añádelo a los garbanzos. Remueve un poco el guiso.

Ahora, escalda las espinacas congeladas en agua hirviendo. Cuando veas que están sueltas, las escurres y las echas junto con el resto del guiso.

Ya casi estamos. Añade el bacalao, y deja todo cociendo durante unos 10 minutos para que los sabores se liguen.

Por último, añade el huevo cocido y picado. Prueba de sal, y está a tu gusto, ¡ya lo tienes!


Trucos de la tía: Ella echa cominos y una cucharada de piñones al majado, y además también pone un par de puñados de alubias. Pero ésto, es a tu elección.

Atún en cazuela con mariscos

Atún en cazuela con mariscos

Ingredientes:
  • 4 lomos de atún
  • 8 gambones
  • 1 paquete de gulas
  • 2 latas de almejas
  • 1 tomate
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla francesa
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Hay veces que no me apetece comer pescado, simplemente porque a la plancha me aburre un poco y en el horno tardo mucho, así que esta receta con lomos de atún es muy rápida de hacer, es muy sana, y de sabor diferente. Además la puedes hacer un día para comer al día siguiente. Solo calentar y comer. Así que si tienes invitados, vas a sorprenderles y no tendrás que estar horas en la cocina. En 30 minutos lo tienes hecho.

Comenzamos preparando los ingredientes.

Pela y corta el tomate en dados. Pela los ajos y los puedes picar o usar el machaca ajos. Pica la cebolla en trocitos pequeños.

Puedes usar almejas naturales, pero las del lata sirven. Para que no sepan muycho a la conserva, elimina el agua que llevan y lávalas un poco. Luego cogerán el sabor del guiso así que no te preocupes.

Ahora, en una cazuela, pon aceite de oliva. El suficiente para cubrir la base. Cierra los lomos de atún. Para hacerlo, sólo tienes que dorarlos vuelta y vuelta. Los sacas y los reservas. En ese mismo aceite, echa a sofreír el ajo y la cebolla. Cuando esté dorado, añade el tomate. No antes, porque se hace más rápido y se puede quemar. Sofríe todo junto. Ahora añade los lomos de atún. No lo hacemos antes porque si lo haces a la vez, al remover puedes romper el atún y lo interesante es que se quede entero.

Ahora añade el gambón. Vamos echando desde lo que más se tarda en cocinar a lo que menos. Da la vuelta al gambón. Añade las gulas. Éstas se hacen en seguida. Y por último las almejas. Añade sal a tu gusto y pruébalo. Todos los guisos hay que probarlos. Ajusta y añade un poco de agua. No mucha. Como un dedo de la cazuela. No remuevas. Solo sacude la cazuela para que ligue bien todo. Tápalo y dejar cocer unos 5 minutos. No más. ¡Ya está! Ahora, para servirlo, coloca las cazuelas de barro.
Éste guiso se podría hacer desde el principio en cazuela de barro si lo prefieres. ¡Ñam, ñam, ñam!

Truco: Puedes añadir vino blanco. En ese caso, lo tendrías que echar antes del agua y dejar un minuto cociendo para eliminar el alcohol. El resto sería igual.